20mlogo

Cabeceras-SECCIONES-ARTE-escultura

Del desguace al mercado del arte: Las esculturas de James Corbett

¿Quién dice que las circunstancias no pueden cambiar cuando menos lo esperas? La vida da muchas vueltas, sobre todo cuando lo que haces, lo haces sin pretensiones y porque te gusta, si no que se lo pregunten a este artista autodidacta que de la nada convirtió su hobbie en obra de museo.


Por Adela M. Sevilla

 

James Corbett esculturas piezas de coche 12

 

El australiano James Corbett era un hombre con una vida muy normal. Como la gran mayoría, tenía una familia, una casa que mantener y facturas que pagar. Su amor por los coches antiguos le llevó a abrir un desguace de vehículos clásicos con el que se ganaba la vida a base de sudor y esfuerzo diario. Un día, guiado por la pasión que le provocaba su trabajo, decidió reaprovechar algunas piezas y crear algo nuevo de lo que ya no tenía utilidad.
Se puso manos a la obra y después de encerrarse durante horas en su taller, consiguió dar forma a su primera escultura.

 

James Corbett esculturas piezas de coche 2

 

Satisfecho con el resultado, mostró la pieza a sus más allegados, esperando quizás algunos halagos amables de su mujer y un par de chiste por parte de sus amigos, pero la reacción fue muy distinta. Lo cierto es que dejó sorprendidos a todos.

Animado por su círculo más cercano, Corbett comenzó a desarrollar su nueva faceta creativa. Aquel experimento personal se convirtió con el tiempo en un hobbie y poco después, en una nueva fuente de ingresos. Algunas galerías australianas empezaron a interesarse por su trabajo y lo que en principio parecía un revoltijo de piezas recicladas, terminó por ser considerado como una obra de arte.

 

James Corbett esculturas piezas de coche 3

 

Enamorado de la belleza clásica de los coches de antaño, Corbett elije las piezas adecuadas y las adapta a la forma que pretende conseguir sin modificar la esencia de su forma, lo que supone un estudio minucioso de las estructuras y del acabado final. La elaboración de sus proyectos requiere paciencia y dedicación, sin olvidar el buen gusto estético sin el que sus piezas carecerían de interés comercial.

Desde 1999, el artista ha expuesto en Bélgica, Estados Unidos, Inglaterra, Nueva Zelanda, Japón, Suiza, Alemania y en los Emiratos Árabes. Entre sus clientes se encuentran algunas de las empresas del motor más importantes del mundo, como Toyota, Ford o Yamaha, e incluso cuenta con un importante número de compradores privados que tienen a Corbett como uno de sus artistas habituales.

Si se lo llegan a decir hace veinte años a este australiano del noreste, seguramente no se habría creído ni una palabra. Ya es bastante complicado imaginar que uno pueda llegar a convertirse en un artista renombrado, como para creerse que además pudiera llegar a pagar las facturas gracias a un orangután construido con piezas de reciclaje.

 

James Corbett esculturas piezas de coche 4

 

James Corbett esculturas piezas de coche 5

 

James Corbett esculturas piezas de coche 6

 

James Corbett esculturas piezas de coche 7

 

James Corbett esculturas piezas de coche 8

 

James Corbett esculturas piezas de coche 9

 

James Corbett esculturas piezas de coche 10

 

James Corbett esculturas piezas de coche 11

 

James Corbett esculturas piezas de coche 1

Por Adela M. Sevilla

via James Corbett

logo

    
×
¿Te gustan nuestros contenidos?

Recibe nuestra Newsletter quincenal con artículos exclusivos de arte, erótica, estimulante y lifesyle.

 

×