20mlogo

ARTE-ilustracion

La divina comedia: libro que más maravillosas ilustraciones ha inspirado

Botticelli, Blake, Doré son solo algunos artistas que han unido su nombre a la historia de la Comedia.

Por Faena Aleph

 

La divina comedia William Blake

William Blake

 

En la Divina Comedia, Dante dice que en los momentos más impiadosos, cuando el hombre no ve nada más que niebla, no deja de imaginar cosas: la mente se eleva y se encierra en sí misma hasta que comienza a llover en la fantasía. La imaginación, entonces, es un lugar en el que llueve. Cuando leemos su poema épico tendemos a pensar, como acertaba Borges, que Dante se imaginaba el otro mundo exactamente como lo presenta.

Prueba de la intensidad de su texto, casi inmediatamente después de su publicación (c. 1304-1321), la Divina Comedia comenzó a intrigar e inspirar a los mejores artistas. Uno de ellos fue Sandro Botticelli, otro Florentino, ambos magníficos pintores que sirvieron como los primeros ilustradores para el libro. Las ilustraciones más finas de Botticelli vinieron del “Inferno”, el más popular de los tres libros por razones similares a las del Paraíso Perdido de Milton: el infierno es mucho más atractivo que el paraíso. En ambos poemas, el averno es descrito en los términos visuales más seductores y poderosos. Tanto así que uno pensaría que la imaginación está directamente hermanada con Satán y sus oscuros jardines.

Desde entonces la Divina Comedia continuó resonando en artistas, un eco que abrazaría, por ejemplo, al poeta, visionario y grabadista William Blake. En su visualización de esta obra, Blake imprime ese vigor arquetípico que caracterizó sus ilustraciones bíblicas, y sus personajes irradian esa intensidad que la narrativa de Alighieri conjura como pocas en la historia.

De artistas decimonónicos no podemos olvidar la Puerta del Infierno de Rodin, de casi siete metros de altura, que contiene 180 figuras entre las cuales la más famosa es El pensador, originalmente llamado El poeta, quizá en honor al propio Dante.

Pero tantos artistas trataron de ilustrar la Comedia que es difícil reunirlos en una nota de este alcance; podemos decir, no obstante, que ninguno dejó una huella tan indeleble en la imaginación colectiva como el francés Gustave Doré. Sus dibujos, al igual que los de Blake, son la invitación más exquisita al infierno de Dante, pero también al Paraíso primero, donde Dante y Beatriz miran de frente una enorme rosa que despliega de sus pétalos el vuelo de ángeles que circundan cargando el néctar del amor divino. Cada una de sus ilustraciones es en sí un poema épico difícil de borrar de nuestra vigilia y de lugares más allá de la vigilia.

Ya en el siglo XX, Salvador Dalí fue comisionado para ilustrar una nueva traducción de la Divina Comedia. A primera vista sus obras para el poema parecen convencionales (viniendo de él, claro), pero debemos recordar que Dalí se convirtió al cristianismo en la década de los cuarentas y muchas de sus obras desde entonces están repletas de complejas referencias esotéricas, religiosas y matemáticas.

En la Comedia, el lector ve frente a él, con lujo de detalle, todos los espectáculos que quizás le esperan después de la muerte, que vibran en la nitidez de los versos. Dante hace de nuestra imaginación un lugar en el que llueve; en el que acontecen tal cual sus descripciones del Infierno, el Purgatorio y el Paraíso.

Ninguna obra ha pintado tantas obras magníficas con su lectura, y ninguna ha entretejido tantas tinieblas con tanta luz sobrehumana como la Divina Comedia. “La Comedia es un libro que todos debemos leer”, decía Borges. “No hacerlo es privarnos del mejor don que la literatura puede darnos, es entregarnos a un extraño ascetismo. ¿Por qué negarnos la felicidad de leer la Comedia?”

Cada lector en su trayecto por el poema pinta sus propios cuadros, seguramente atraído por alguna escena más que por otra. ¿Qué cuadro pintarías tú si fueras a ilustrar la Comedia? ¿El Infierno, el Purgatorio o el Paraíso? ¿Por qué privarnos de la felicidad de leer esta historia e ilustrarla en la fantasía? (Porque la imaginación es un lugar en el que llueve.)

 

La divina comedia William Blake 2

William Blake (1757 – 1827)

 

La divina comedia William Blake 4

William Blake

 

La divina comedia William Blake 5

William Blake

 

La divina comedia William Blake 7

William Blake

 

La divina comedia Gustave Dore

Gustave Doré (1832 – 1883)

 

La divina comedia Gustave Dore 2

Gustave Doré

 

La divina comedia Gustave Dore 3

Gustave Doré

 

La divina comedia Gustave Dore 5

Gustave Doré

 

La divina comedia Gustave Dore 6

Gustave Doré

 

La divina comedia Gustave Dore 7

Gustave Doré

 

La divina comedia Sandro Botticelli

Sandro Botticelli (1445 -1510)

 

La divina comedia Sandro Botticelli 2

Sandro Botticelli

 

La divina comedia Sandro Botticelli 3

Sandro Botticelli

 

La divina comedia Sandro Botticelli 3

Sandro Botticelli

 

La divina comedia Sandro Botticelli 4

Sandro Botticelli

 

La divina comedia Sandro Botticelli 5

Sandro Botticelli

 

La divina comedia Sandro Botticelli 6

Sandro Botticelli

 

La divina comedia Sandro Botticelli 7

Sandro Botticelli

 

Bayros divine comedy

Franz von Bayros (1866 - 1924)

 

dali Divine comedy

Salvador Dalí (1904 - 1989)

 

Dante Bouguereau

William Bouguereau (1825 - 1905)

 

Gates of hell rodin

Auguste Rodin (1866 - 1924)

 

Stradanus Dante

Giovanni Stradano (1523 -1605)

Por Florence Inferno | Faena Aleph

logo