20mlogo

Música

Billy y la evolución del flamenco

En sus casi tres siglos de vida, el flamenco ha sido uno de los estilos más fusionados y versionados de la historia de la música. Y entre todos los grupos y artistas destacados, Mártires del Compás propuso una nueva manera de concebir el cante jondo.

 martiresdelcompasculturainquieta

La evolución, guste o no a puristas y tradicionalistas, es una realidad inevitable en el mundo de la música. Todo género musical ha cambiado desde su nacimiento, adaptándose a los nuevos instrumentos y posibilidades, a las nuevas ideas y las nuevas realidades sociales. Y el flamenco, aunque sea uno de los estilos que más fiel se ha mantenido a sus raíces, no ha sido una excepción. Desde que la música flamenca naciese en el siglo XVIII, su sonido ha ido modificándose hasta llegar al punto actual donde el cante jondo ha dejado paso al flamenco-fusión, la fórmula más habitual en nuestros días.

Y en este recorrido han sido decenas de músicos los que han ido aportando su granito de arena para modificar su sonido en búsqueda de nuevas experiencias. Desde Juan Peña “El Lebrijano” (quien fusionó el flamenco con música andalusí), pasando por Enrique Morente (uno de los grandes referentes en mezclar flamenco con rock), el grupo Pata Negra (formado por los hermanos Raimundo y Rafael Amador, pioneros en fusionarlo con blues) o la formación Smash (primerizos en combinar diversos tipos de rock con flamenco).

 

Los sevillanos de Smash fueron de los primeros que fusionaron rock y flamenco en "El Garrotín" (1971)

 

Son algunos de los precursores del flamenco moderno, pero hay otras figuras que también han contribuido a esta evolución como Diego Carrasco, El Cabrero, Diego "El Cigala", Jose Mercé, Miguel Poveda, Ketama, Rosario Flores, Mayte Martín, Malú, Buika (introduciendo sonidos africanos), O'Funkillo u Ojos de Brujo, quienes se han servido del flamenco para crear su propio estilo musical. Pero no sólo en España, fuera de nuestras fronteras leyendas de la talla de Miles Davis o Gil Evans recogieron influencias del flamenco para introducirlas en su música.

Aunque si hablamos de flamenco y evolución tenemos que detenernos obligatoriamente a analizar dos de las personalidades más importantes que ha tenido la historia de esta música: Camarón y Paco de Lucía. El primero, con su disco “La leyenda del tiempo” (1979) demostró que el cante hondo puede convivir con otros estilos como el jazz, el rock o la música árabe, con un álbum no fue bien acogido ni entendido en su momento pero que en la actualidad se considera uno de los puntos de inflexión más importantes hacia el nuevo flamenco. Y el segundo, quizá el guitarrista más virtuoso de la historia, evidenció en sus más de treinta discos (aunque especialmente en “Zyryab”, 1990) que el flamenco puede convivir en perfecta armonía con otros sonidos y estilos.

 

Paco de Lucía, con el guitarrista de jazz italo-estadounidense Al Di Meola

 

LA LLEGADA DE "BILLY" (1995)

Han sido muchos los grupos y artistas que han contribuido a transformar el sonido del flamenco, cada uno con su perspectiva particular. Y en este proceso hay un grupo que no podemos pasar por alto: Los Mártires del Compás. El grupo liderado por Chicho Ocaña revolucionó el flamenco con su álbum “Flamenco Billy” (1995) pese a que ellos nunca se hayan considerado parte del flamenco, ni parte de la música de mestizaje, ni del rock o de la música latina. Lo suyo es unir en un solo estilo todos los estilos posibles, añadiéndole además ese toque genuino que tiene la música andaluza. Y en eso son únicos.

Su andadura artística comenzó hace ya más de veinte años (abanderado por otros melómanos de prestigio como Kiko Veneno, Raúl Rodríguez o José Caraoscura), cuando sorprendieron a propios y extraños con aquel “Flamenco Billy” en el que mezclaban la bossa, el rock, el son cubano, el funk, el reggae o el rap con cualquiera de los palos del flamenco. Fue el comienzo de una exitosa carrera tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, exportando internacionalmente el flamenco y convirtiendo cada uno de sus conciertos en una auténtica fiesta donde la diversidad musical era la gran protagonista.

 

 

Fueron buenos tiempos para Mártires del Compás, grabando 7 discos y siendo reconocidos como los creadores de una nueva rama dentro de la música andaluza. Hasta tal punto que incluso se grabó una película basada en su historia ("Ar meno un quejío", Fernando de France, 2004). Aunque el desgaste acabó pasando factura a los sevillanos y en 2007 decidieron darse un parón, un tiempo en el que Chicho comenzó su carrera en solitario y el resto de miembros formaron el grupo Pellizco.

 

 

Pero su aventura por separado no duró demasiado y en 2015 el grupo decidió reunirse de nuevo y hacer una gira, “Hola y Adiós”, con la intención de hacer un homenaje a los 20 años de aquel “Flamenco Billy”. Un tour que les ha llevado a recorrer multitud de escenarios de la geografía española, repartiendo alegría y pluralidad musical, llevando el flamenco a un nuevo nivel donde la diversión y las ganas de bailar son los únicos dogmas incuestionables a la hora de componer sus canciones. Su próxima parada será en el próximo 08 de julio en el Festival Cultura Inquieta, en una nueva muestra de que la fusión y el mestizaje no son incompatibles con el flamenco.

 

MÁRTIRES DEL COMPÁS en concierto en el festival Cultura Inquieta, el sábado 08 de julio en Getafe, Madrid +info y ENTRADAS

martires del compas cultura inquieta 17

 

 

logo