La vida en un burdel de Bangladesh, por Sandra Hoyn

El hecho de que la prostitución sea legal en Bangladesh, no significa en absoluto que los profesionales del sexo tengan una vida menos terrible allí.

El prostíbulo Kandapara, en Dhaka, es el más antiguo del país. Está separado del mundo exterior por una larga pared perimetral, e incluso tiene su propia jerarquía de poder.

La fotoperiodista Sandra Hoyn visitó Kandapara para documentar la vida en el interior del burdel.

Sus fotografías cuentan las historias de prostitutas que provienen de familias muy pobres, marginadas, desestructuradas (a menudo nacidas dentro del prostíbulo) y sin libertad ni derechos. Las mujeres se ven obligadas a trabajar hasta que paguen todas sus deudas -deudas ficticias y deudas sobredimensionadas.

Sólo entonces se les permite abandonar el burdel. Sin embargo, la sociedad, por regla general, las condena por su pasado, por lo que muchas de estas mujeres optan por quedarse en el burdel y seguir proporcionando sostén económico a sus familias mediante la venta de sus cuerpos. 

 

Sandra Hoyn burdel Bangladesh

Kajol cree que tiene 17 años, pero no está segura. Está casada desde hace 9 años y tiene un hijo de 6 meses.

 

Sandra Hoyn burdel Bangladesh 2

Papia, con 2 clientes. Sus padres murieron cuando era una niña y se casó joven. Papia ha estado en la cárcel por el uso de heroína. 

 

Sandra Hoyn burdel Bangladesh 3

Dipa, 26, llorando. Está embarazada de dos meses por un cliente del burdel.

 

Sandra Hoyn burdel Bangladesh 4

Aguardando clientes. 

 

Sandra Hoyn burdel Bangladesh 5

Mim, de 19 años, tomando una ducha.

 

Sandra Hoyn burdel Bangladesh 6

El burdel Kandapara, en el distrito de Tangail en Dhaka, es la más antiguo y el segunda más grande en Bangladesh. Más de 700 profesionales del sexo viven aquí con sus hijos

 

Sandra Hoyn burdel Bangladesh 7

Con 5 días de edad, dos gemelos sobre una cama. Su madre, Jhinik, de 20 años, todavía no les ha puesto nombre.

 

Sandra Hoyn burdel Bangladesh 8

Condones usados, en la calle de Kandapara

 

Sandra Hoyn burdel Bangladesh 9

Pakhi, 15años, y Mim, 19 años, disfrutando de un momento libre de trabajo

 

Sandra Hoyn burdel Bangladesh 10

Un cliente, tratando de besar a Priya, de 19 años.

 

Sandra Hoyn burdel Bangladesh 11

Priya, jugando con un amigo. Priya empezó a trabajar como prostituta con 17 años.

Sandra Hoyn: Website | Facebook | Instagram

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Más información