20mlogo

Cabeceras-SECCIONES-ESTIMULANTE

Cómo crear un jardín astrológico en nuestro hogar

La jardinería o herbolaria y la astrología ejercen una relación simbiótica que puede traernos fascinantes resultados.

Por Aleph

 

jardin astrologico  

 

Entre las incontables analogías a las que el hombre recurre para entender o explicar fenómenos que se le presentan, la que refiere a los jardines como diminutos cosmos resalta tanto por su belleza como por su tino. Ya sea intencionada o azarosa –o en la mayoría de los casos entremezclada– la organización de un jardín, refugio de una casi infinitud de micromundos potenciales, recuerda puntualmente a ese diálogo entre lo minucioso y lo caótico que sostiene el diseño del cosmos.

Tal vez a lo anterior se deba que la idea de configurar un “jardín astrológico” resulta tan natural. Recordemos que ya sea bajo la guía de alquimistas o grandes médicos, por ejemplo Paracelso, o bajo viejos pero aún novedosos modelos, como en el caso de la biodinámica de Rudolf Steiner, la correspondencia entre plantas y astros se ha cultivado a lo largo de siglos. Además, la agroastrología, cuyo origen se sitúa entre los grupos que habitaron las orillas de los ríos Nilo y Éufrates, se ha practicado desde hace milenios, en especial considerando la siembra y cultivo sincronizados con las fases lunares.

Si bien a la hora de crear un jardín astrológico el nivel de potencial sofisticación es bastante amplio, cabe aclarar que el ejercicio también puede responder a un modelo bastante sencillo (aunque no por ello desestimable): investigar las correspondencias planetarias de diversas plantas y, luego, organizarlas en una porción determinada de tierra de acuerdo a este criterio. Puedes, por ejemplo, combinar plantas que resuenen con tu signo zodiacal y con el de tu ascendente, o crear un espacio dedicado a los habitantes de la casa, en el cual los signos de todos estén representados por algunas de las plantas que los encausan.

 

florgrieta culturainquieta1 

 

A continuación os compartimos un breve listado de correspondencias entre planetas, signos zodiacales y plantas. Pero antes, un par de claves genéricas que podrían servirnos para robustecer los efectos de nuestro jardín astrológico:

- Procurad sembrar en luna creciente (la energía va a hacia arriba) y trasplantar en luna menguante (la energía va hacia abajo).

- Podemos considerar los días y horas que corresponden al planeta que rige determinada planta o signo zodiacal, y aprovechar ese momento para realizar cualquier actividad relacionada a esa especie (sembrar, plantar, regar, cultivar, procesar). Más abajo podemos consultar una tabla de correspondencias.

- Tratda con cuidado y cariño a cada una de las plantas, y evita trabajar en tu jardín en momentos de enojo o enfermedad.

- Podemos considerar recurrir a diseños específicos de las áreas o camas de tierra que utilizarás para tus plantas (inspirándote, por ejemplo, en la geometría sagrada).

 

Correspondencias entre plantas y signos:

Aries: clavo, hierba de San Juan, jengibre, zarzaparrilla, cilantro y ortigas, entre otras.

Tauro: lavanda, diente de león, salvia, regaliz y fenogreco.

Géminis: valeriana, eneldo, lavanda, hinojo, regaliz, fenogreco y lobelia.

Cáncer: menta, hierbabuena, perejil, verbena, agrimonia y toronjil.

Leo: romero, menta, lavanda, perejil, hinojo, hierba de San Juan, anís, jengibre, eneldo, manzanilla y azafrán.

Virgo: mejorana, eneldo, lavanda, perejil, hinojo, hierba de San Juan, anís, regaliz y perejil.

Libra: perejil, verbena, junípero, menta, angélica y tomillo.

Escorpión: aloe vera, jengibre, cilantro, ginseng, albahaca, poleo.

Sagitario: cola de caballo, hierba de San Juan, anís, salvia, nuez moscada y menta.

Capricornio: zarzaparrilla, tomillo, gordolobo, cola de caballo y manzanilla.

Acuario: pasiflora, valeriana, clavo, aloe, manzanilla y canela.

Piscis: equinácea, nuez moscada, anís, kava y artemisa.

Por Aleph

logo

    
×
¿Te gustan nuestros contenidos?

Recibe nuestra Newsletter quincenal con artículos exclusivos de arte, erótica, estimulante y lifesyle.