20mlogo

Cabeceras-SECCIONES-ESTIMULANTE

Caos y simplicidad, una saludable combinación para nuestros días

La mejor respuesta al frenesí contemporáneo que nos envuelve radica en una filosofía de vida completamente accesible: la simplicidad.

Por Aleph

Elliana Esquivel 

Ilustracion de Elliana Esquivel

 

Es un mundo cruel y azaroso, pero el caos también es hermoso.

–Hiromu Arakawa

  

Leo Babauta, mejor conocido por crear Zen Habits, uno de los blogs altruistas más visitados de Internet, nos ofrece un “remedio milagroso” para encontrar la simplicidad en el caos diario de la vida. El remedio se engloba en una tan sencilla como escurridiza premisa: dejar ir.

Sin importar cuántas veces nos lo digan, o cuántas veces lo leamos en algún sitio, o lo recordemos, la labor de dejar ir y vivir en el presente con frecuencia se nos escapa de las manos. Los siguientes consejos llegan a refrescar este conocimiento y, con suerte, nos alientan a cambiar ciertos hábitos cotidianos para darle paso a la simplicidad (donde reside la belleza).

 

flores valientes

Autor desconocido

 

El postulado de Babauta para llegar a la simplicidad es, coherentemente, muy simple:

Primero que nada considerar lo que estamos haciendo cuando planeamos nuestro día, nuestra semana, nuestro año: estamos tratando de ejercer control sobre la vida, y de predecir, con nuestros planes, el curso que esta tomará hoy, esta semana, este año.

“Lo cierto es”, apunta Batuta, “que no tenemos la menor idea si algo de esto es cierto”. No podemos predecir el futuro con algún tipo de certeza. Y si lo hiciéramos, qué falta de libertad y qué aburrimiento. El conocimiento anticipado significa que nada nuevo podrá surgir en nuestras vidas.

“Aprende a soltar el control y surfea la ola del constante cambio” añade Batuta. “Deja que lo impredecible reine, deja que el azar sea la fuerza de nuestra vida, deja que la espontaneidad sea la regla”.

 

Marsel Van Oosten

Fotografía por Marsel Van Oosten

 

Para terminar, el autor nos ofrece una serie de pensamientos sobre el ejercicio de dejar ir:

-El trabajo es mejor con caos: La idea de tener paz y orden en nuestro día de trabajo es buena; sin embargo es una ilusión. Y además es aburrida. El trabajo es más interesante con espontaneidad y juegos. Y los resultados son mucho mejores.

-Un año que no esta planeado: Por más que uno haga planes, hay circunstancias que surgen espontáneamente y todo cambia. Mientras la vida es impredecible, esa incertidumbre puede traer cosas maravillosas.

-Estar abierto a nuevas posibilidades: A lo largo de la vida hay puertas que se abren, se cierran y se vuelven a abrir. Entra.

-Estar abierto a conocer extraños: De los extraños podemos conocer cosas que nunca hubiéramos imaginado. Toda las personas tienen algo que quizá tu no conozcas, y muchas están dispuestas a compartirlo.

-El caos es creatividad, y la creatividad es caos: La creatividad viene de un lugar de caos. Solo cuando te abres a la falta de control puedes llegar a tu mejor momento creativo.

-Cuando dejamos ir nuestras expectativas de que alguien nos hará felices, los disfrutamos más: Las expectativas pueden ser muy frustrantes, pero cuando las dejamos ir, aceptamos a la gente por lo que es y aprendemos a aceptar su singularidad.

-Si no esperas que las cosas vayan como lo planeaste, aceptas la espontaneidad: Siempre espera que los planes cambien, o mejor no planees nada. Espera que sucedan cosas no-planeadas, y, cuando sucedan, sonríe.

-Acepta el no saber qué va a pasar: esta es la verdadera libertad. No estas atrapado dentro de nada. Deja que las cosas surjan y navega con ellas.

-Cuando no estas concentrado en un resultado, pueden surgir muchos resultados: ¿Qué pasaría si decides que cualquier lugar a donde llegas es bueno? Abres una infinita cantidad de posibilidades, y tienes más posibilidad de aprender algo que si solo tratas de hacer las cosas y aprender las cosas que tengan que ver con tu resultado predeterminado.

 Por Aleph

logo