Las personas con mayor IQ "bloquean" enormes cantidades de información inútil

En un mundo poblado de distractores potenciales, diferenciar qué información del entorno es o no relevante es un rasgo característico de los cerebros más inteligentes.

Portada final. Cultura Inquieta

 

A diferencia de lo que se pudiera pensar, las personas con un alto coeficiente intelectual no necesariamente producen más información sino que es más bien al contrario, saben dejar fuera del espectro de su percepción grandes cantidades de información inútil. La saben manejar y "bloquear", de algún modo.

Un estudio publicado en la revista Current Biology afirma que la gente con niveles altos de IQ son más selectivos al procesar toda la información que proviene de los sentidos. Duje Tadin, neurocientífico de la Universidad de Rochester afirma que "no es solo que la gente con alto IQ sea mejor en percepción visual, en lugar de ello, su percepción visual discrimina más.

Son excelentes al ver pequeños objetos móviles, pero tienen dificultades en percibir movimientos grandes y de fondo." comenta.

 

street Cltura Inquieta

 

Para llegar a esta conclusión se pidió a un grupo de personas que observaran vídeos en una pantalla que mostraban barras moviéndose. La tarea era decir si dichas barras se movían a derecha o izquierda. El resultado mostró que la gente con IQ alto identificaba más rápidamente la dirección de las barras que aquellos con bajo IQ.

Esto era lo esperable. Pero lo sorprendente, según Tadin, fue que al realizar la misma prueba con objetos grandes que se movían lentamente, las personas con IQ comenzaron a tener problemas."

"Hay algo en los cerebros de los individuos con alto IQ que no les permite ver rápidamente los movimientos grandes y de fondo." No se trata de una estrategia consciente, sino de una manera de descartar información que no es relevante, con lo que la atención está disponible para percibir los pequeños y perceptibles cambios en la pantalla, pero no los que llevan más tiempo, según el investigador.

Esto se explica como la capacidad para bloquear elementos distractores del entorno, lo cual se vuelve de gran utilidad en un mundo poblado de distractores potenciales, es decir, la capacidad para elegir qué información del entorno es relevante y procesable, lo que ayudaría a entender por qué existen cerebros que son más eficientes que otros.

h/t: pijamasurf

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Más información