¿No soportas escuchar masticar a otros? Podría ser un signo de genialidad

¿No puedes evitar escuchar cómo mastican los demás, ni filtrar información a tu alrededor? Tal vez sea signo de que tienes un umbral perceptual más alto de lo normal: felicidades, quizá seas un genio.

ruido comiendo

 

La próxima vez que nos encuentremos sulfurando y sufriendo por la molestia que nos provoca el tener alguien al lado incapaz de masticar sus patatas fritas en silencio, quizá podamos encontrar consuelo en el hecho de que esto podría significar que somos unos genios.

Un estudio de la Universidad Northwestern de EE.UU. sugiere que la incapacidad de filtrar la información sensorial competitiva es un suceso muy común entre las personas de mayor talento creativo.

El estudio cita a genios creativos como Charles Darwin, Anton Chekhov o el novelista Marcel Proust, quien se ponía tapones para los oídos y tenía forrada su habitación con corcho para evitar ningún ruido exterior mientras escribía.

 

ruido comiendo 2

 

La autora principal del estudio, Darya Zabelina, comenta: "La propensión a filtrar la información sensorial 'irrelevante'... sucede pronto y de forma involuntaria durante el proceso mental y puede ayudar a las personas a integrar ideas que están fuera del foco de atención, llevando la creatividad al mundo real."

El estudio analizó a 100 participantes a quienes se les pidió que proporcionaran tantas respuestas como pudiesen sobre diversas situaciones improbables durante un tiempo limitado.

A los participantes se les pidió entonces hacer un "Cuestionario de logros creativos" donde reportaron sus logros creativos en 10 diferentes temáticas, incluyendo: artes visuales, escritura creativa, descubrimiento científico y artes culinarias.

Sus respuestas revelaron un fuerte vínculo entre aquellos con las respuestas más creativas  y los más sensibles al ruido de fondo mientras trabajaban.

 

masticando

ruido comiendo 3

 

Si esa molestia es muy aguda, estaríamos quizá hablando de misofonía —del griego μίσος (misos): aversión, y φωνή (foné): sonido— o sensibilidad selectiva al sonido, es un trastorno psiquiátrico que consiste en la falta de tolerancia a los sonidos cotidianos producidos por el cuerpo de otras personas, como comer, sorber, toser, masticar, o también por sonidos producidos al utilizar ciertos objetos, los cuales pueden desencadenar ansiedad y conductas agresivas en el paciente.

via wikipedia | telegraph

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Más información