¿Qué tendrán los besos que nos hablan y nos atan, a veces, para siempre?

¿Como es posible que algo tan aparentemente abrupto sea al mismo tiempo tan atractivo? Porque sí lo es, y mucho. Y hay que besarse, besarse mucho. No por nada, o por todo. He aquí el por qué...

 beso final cultura inquieta

 

Besos tórridos que desatan nuestra pasión, esos besos con lengua que suponen el inicio de las caricias y del juego amoroso o simplemente sexual. Hoy, 13 de abril, en el Día Internacional de Beso, destacamos ese acto tan maravilloso, universal y que se da todos los días de diferentes maneras y en diferentes contextos: besos apasionados, cariñosos, dulces, lascivos, fraternales...

Se den como se den, el caso es que se den porque no significan nada más que un acto demostrativos de afecto, atracción, amor o pasión por nuestro semejante. Sea a nuestra pareja sentimental, familiar o a nuestro perro, los besos siempre nos acarician de alguna manera el alma.

 

BESO 01 cultura inquieta

 

Nuestros labios son la zona erógena más expuesta del cuerpo. Helen Fisher, profesora de antropología en la Universidad de Rutger y experta mundial en la biología del amor, asegura que en los humanos el beso es fundamentalmente una cuestión química en la que la adrenalina es la hormona que juega el papel más excitante porque aumenta nuestra ritmo cardiaco y puede hacernos comenzar a sudar...

A diferencia de los animales, los labios humanos están repletos de terminaciones nerviosas sensibles, de modo que el más mínimo roce envía un gran torrente de información a nuestro cerebro, que hace que nos sintamos muy bien. Porque un beso aumenta nuestros sentimientos de ansia y de deseo, al estar vinculado al neurotransmisor dopamina.

También hace que nuestro cuerpo libere oxitocina o la llamada “hormona del amor”, que fomenta una sensación de cercanía y apego. Todo esto, solo por un beso, uno de los actos más maravillosos de demostraión de amor que existen, y que no podemos dejar de dar. Desde Cultura Inquieta os mandamos millones de besos a todos ¡cogedlos al vuelo!

h/t: Estefanía G. / Lavanguardia

logo

    

 

Uso de cookies. Utilizamos cookies de terceros que analizan de forma estadística el uso que hace de nuestra web para mejorar nuestros contenidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.