20mlogo

Cabeceras-SECCIONES-LIFESTYLE

Le pide matrimonio a su chica colgando una pieza en el Metropolitan Museum of Art

La pedida de mano es uno de los ritos más emocionantes en la vida, si así lo deseamos. Y para hacerlo, también hay que echarle mucho "arte".

 

arte1

 

La novia, llamada Marybeth, fue advertida de llevar un vestido rojo de lunares un día cualquiera de visita al Metropolitan Museum of Art. Lo que no sabía es que se convertiría, quizás, en uno de los días más bellos y especiales de su vida. Su novio, Chris, le haría una de esas preguntas que hacen que todas nuestras vidas se concentren en un solo segundo: ¿Te quieres casar conmigo?. Nos ha encantado.

El valiente prometido planeó el evento semanas antes, aunque sin la colaboración ni tan quiera constancia del museo, que en ningún momento accedió a la propuesta, ni permitió colgar nada sobre sus paredes.

Chris pintó un dibujo y lo colgó en uno de los espacios expositivos del museo. En concreto, en la sala de Picasso, la preferida de Marybeth.

 

arte2

 

Los dos recorrieron los pasillos del museo mientras observaban las obras de arte allí colgadas, hasta que llegaron a la sala de Picasso. Fue entonces cuando Chris le advirtió a su chica sobre la obra que él mismo había pintado, así que se plantó de rodillas, gesto que Marybeth captó inmediatamente y por el cual, rompió a llorar de forma inmediata. Por supuesto, la historia tuvo un final feliz y dijo "Sí, quiero".

Fue uno de los momentos más bonitos y dulces de la pareja que, felices, se marcharon del museo a pesar de que los guardias de seguridad les echaran por lo ocurrido tras obligarar a Chris a retirar la pintura de la pared. ¡El precio de los gestos de amor!

 

arte3

arte4

METROPOLITAN MUSEUM OF ART: Web | Facebook | Instagram

h/t: mymodernmet

 

 

logo