Cuanto más alto chilla un mono, más pequeñas son sus pelotas [Estudio]

"El que mucho ladra, poco muerde". Y es que, a veces, el refranero español tiene más razón que un santo. Al parecer, o se tiene un buen vozarrón o unos grandes testículos, es la conclusión a la que han llegado unos científicos en un estudio realzado y publicado en Current Biology respecto a los monos aulladores.

 

1445529818403320

 

Quienes tienen una voz más profunda y poderosa tienen en consecuencia testículos más pequeños.
Esto al menos es lo que ocurre en el caso de los monos aulladores, según descubrió un equipo internacional de investigadores que observó que el poderoso grito o aullido de este animal podría estar escondiendo desventajas reproductivas.

 

monoaullador

 

Según estos científicos, que publicaron su estudio en la revista Current Biology, los monos aulladores desarrollan voces potentes o grandes testículos, pero no las dos cosas.

Los investigadores hicieron este descubrimiento cuando trataban de entender "la evolución de los increíbles sonidos que hacen estos animales".
El hallazgo indica que esta clase de compensaciones es mucho más común de lo que se pensaba.

 

 

Mientras que sus cuerdas vocales son como las cuerdas de un instrumento, el hueso hioides es la caja de resonancia y su tamaño se relaciona directamente con la profundidad del gruñido.
"Para las hembras un gruñido profundo resulta más atractivo", explica Jake Dunn, líder del proyecto de estudio de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido.

La peculiar relación entre este hueso del cuello y los órganos reproductores es difícilmente aplicable a seres humanos. Nuestro hueso hioides es muy pequeño. Ha evolucionado así para poder permitirnos locutar los complejos sonidos que forman nuestro habla. La doctora Knapp explica que: “Las hembras humanas tienden a encontrar las voces más graves (como la del vocalista Barry White) más atractivas y románticas.

Esto es porque las voces profundas en seres humanos no dependen del hioides, sino de un mayor tamaño corporal, lo que suele representar una mejor elección como pareja reproductora.”

Knapp añade que no se puede establecer una relación de ningún tipo entre la voz y el tamaño de los testículos en seres humanos porque este último atributo dejó de ser determinante en la elección de pareja hace tiempo. En su lugar introdujimos otros de carácter social o cultural. ( Esta última conclusión la agradece especialmente Joselito, el pequeño ruiseñor)

h/t: BBC News

 

logo

    

 

Uso de cookies. Utilizamos cookies de terceros que analizan de forma estadística el uso que hace de nuestra web para mejorar nuestros contenidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.