Esta chef húngara convierte simples galletas en obras de arte

¿Tenemos hambre? ¿Coincide que estamos en Hungría? Entonces podemos ir a Mézesmanna, una pastelería en la que hacen las que probablemente sean las galletas mas increíbles que hayamos visto jamás. El único problema, es que quizá, en vez de comértelas, querramos enmarcarlas y colgarlas en la pared, porque no son simples galletas. Son obras de arte.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Más información