Espectacular maqueta de la Roma Imperial construída por un arqueólogo en 35 años

Escondida en el barrio residencial romano de EUR, una amplia maqueta escala 1:250 muestra la gloria de la antigua Roma.

 

Victor Plahte Tschudi maqueta antigua Roma 00

Foto: Museo de la Civilización Romana

 

Conocida como el "Plastico di Roma Imperiale", el modelo de yeso fue encargado por Mussolini en 1933 y representa a Roma en el siglo IV d. C. en la época de Constantino I. Ahora se encuentra en el Museo de la Civilización Romana, un museo abierto en la década de 1930 para mostrar la historia de la antigua Roma

 

Victor Plahte Tschudi maqueta antigua Roma 01

Foto: Jean-Pierre Dalbéra/flickr

El modelo de yeso es una obra maestra creada por el arqueólogo Italo Gismondi, que trabajó en la pieza a lo largo de toda su vida. El núcleo inicial de la maqueta, que se basó parcialmente en el mapa de 1901 de Rodolfo Lanciani, Forma Urbis, se completó para una gran exposición que celebraba el 2.000 aniversario de la muerte de Augusto. En la década de 1950, se instaló permanentemente en el Museo de la Civilización Romana, y Gismondi continuó expandiendo el modelo hasta 1971.

 

Victor Plahte Tschudi maqueta antigua Roma 02

Foto: Jean-Pierre Dalbéra/flickr

 

Considerado ahora como una de las referencias más importantes sobre la apariencia de la Roma antigua, Gismondi utilizó precisos mapas para conocidos monumentos como el Panteón y el Coliseo. Las viviendas residenciales, así como otros sitios sin restos arqueológicos, se crearon utilizando modelos representativos de la construcción antigua. Irónicamente, aunque Mussolini encargó el modelo, la falta de referencias fue en realidad culpa suya, ya que ordenó que muchas de las antiguas casas de Roma fueran demolidas para dar paso a grandes vías como la via dei Fori Imperiali, que conduce al Coliseo.

 

Victor Plahte Tschudi maqueta antigua Roma 03

Foto: seier+seier/flickr

 

"El modelo dio al modernismo fascista un aparente origen imperial", escribe Victor Plahte Tschudi, profesor de historia de la arquitectura en la Escuela de Arquitectura y Diseño de Oslo. "También legitimó, incluso inspiró, la política de planificación urbana del régimen y las reformas brutales para recuperar los monumentos antiguos de Roma".

 

Victor Plahte Tschudi maqueta antigua Roma 04

Foto: Jean-Pierre Dalbéra/flickr

 

Cualquiera que sea su propósito inicial como propaganda, el "Plastico" sigue atrayendo a escolares y turistas que ahora lo utilizan como herramienta educativa para imaginar cómo encajan en el paisaje urbano actual las antiguas ruinas que aún quedan en pie. El inmenso alcance y detalle de la maqueta, que mide 17x17 metros, también ha sido útil para los cineastas, incluyendo a Ridley Scott, que incluyó algunos planos de la maqueta en su película de 2000, The Gladiator.

 

Victor Plahte Tschudi maqueta antigua Roma 05

Foto: Jean-Pierre Dalbéra/flickr

 

Victor Plahte Tschudi maqueta antigua Roma 06

Foto: seier+seier/flickr

 

Victor Plahte Tschudi maqueta antigua Roma 07

Foto: Jean-Pierre Dalbéra/flickr

 

h/t: [Open Culture]

 

 

Cultura Inquieta logo