El frontón Beti Jai de Madrid, reabre sus puertas

Madrid está de enhorabuena. Tras más de cien años cerrado y olvidado, esta joya arquitectónica está, ¡por fin!, a punto de comenzar su última fase de reconstrucción.

 

Frontón Beti Jai

 

El Beti Jai  fue inaugurado en 1894, en un momento álgido de la pelota vasca en Madrid, en el que llegaron a estar en funcionamiento 18 frontones. Durante dos décadas, hasta 1918, vivió su momento de esplendor.

Después pasó a tener usos diversos tales como garaje, una comisaría de policía, almacén, una cárcel, un taller de coches, otro de escayola y cartón piedra e incluso como concesionario de Harley Davidson pero terminó por ser cerrado y abandonado.

 

Frontón Beti Jai

 

 

A pesar de la lucha de los vecinos y defensores que incluso crearon una plataforma para salvar el frontón, el paso del tiempo fue haciendo mella en su estructura que se fue agrietando y cubriendo de vegetación.

Por suerte, en 2015 se iniciaba su restauración. Ahora este joya única que se encuentra ubicada en el centro de Madrid, concretamente en el número 7 de la calle Marqués de Riscal, tiene ya su pista despejada y los arcos a punto para que pueda ser visitado y transitado. De hecho, por petición popular, así fue hace unos días, cuando el edificio abrió sus puertas por un día para que los ciudadanos y ciudadanas pudieran visitarlo. 

 

Frontón Beti Jai montaje

Frontón Beti Jai

 

El "siempre alegre" -traducción de su nombre en euskera- o cupa una parcela de 3.609 metros cuadrados y la superficie construida alcanza los 10.800 metros cuadrados y está realizado en diferentes estilos, entre los que cabe destacar el neomudéjar. En 1991 fue declarado monumento nacional, y en 2011 Bien de Interés Cultural.

 

Arco interior Frontón Beti Jai

Frontón Beti Jai, Madrid

Fachada interior Frontón Beti Jai

 

Ahora solo falta saber cuál será el uso que se le dará a este edificio único. La plataforma Salvemos el frontón que tanto ha peleado por recuperarlo, documentar su historia y evitar que fuera destinado a la especulación inmobilidaria, apuesta por mantener la esencia y el espíritu de lo que fue en su día, un lugar donde deporte y cultura brillaban con luz propia. ¡Esperemos poder verlo pronto en funcionamiento!

 

 

 

Cultura Inquieta logo