La arquitecta Pía Mendaro transforma una nave industrial de Madrid en una maravillosa casa-estudio

La casa está diseñada para su amiga, la artista Clara Cebrián, bajo la máxima de que tenía que ser un lugar que pudiera adaptarse a las distintas necesidades que fueran surgiendo con el tiempo.

 

Casa estudio diseñada por pia mendaro
Fotografía: © Manuel Ocaña 

Algo así como «la casa de Ron Weasley», el inseparable amigo de Harry Potter, fue lo que le pidió Clara a Pía. Bajo este requisito y sabiendo que no le gustan las cosas demasiado diseñadas, el espacio —una nave de 100 metros (10 de ancho x 10 de largo) — fue pensado bajo el prisma de la flexibilidad y con el enfoque de ser un «lugar para que la vida suceda».

Destaca el altillo ubicado en una estructura semi-colgante —con capacidad para aguantar hasta cinco personas y diseñado junto a Manuel Ocaña— que alberga la cama. A él se accede por una pequeña escalinata con ruedas que permite colocarla donde se quiera y que recuerda sospechosamente al de subida y bajada de los aviones.

 

Casa estudio diseñada por pia mendaro
Fotografía: © Manuel Ocaña 

Pero es que este pequeño altillo ofrece vistas al exterior y acceso a una terraza, algo que Mendaro siente como una necesidad para la salud mental. 

En cuanto al interior, la nave, que ha sido bautizada con el nombre de "la nave del topo", se encuentra bajo un tejado a dos aguas sostenido por dos vigas de acero y tiene una fachada con dos ventanas y una puerta.

Decidieron construir una especie de "burladero" donde va la cocina y tras el que se esconde el baño y el desorden de armarios e instalaciones. 

 

 casa estudio diseñada por Pía Mendaro
Fotografía: © Manuel Ocaña 

Cocina que, por cierto, era otro de los poco imperativos que Clara planteó, "teníamos que utilizar una cocina que había comprado por Wallapop de liquidación", explica la arquitecta. “Me encantaría que mi sello fuesen las sorpresas en la forma de experimentar el espacio... no siempre lo consigo, pero la intención está siempre presente”.

Tan solo un sofá ocupa una esquina de la habitación. El resto, es lo que la mayoría echamos de menos en nuestras casas, un espacio diáfano, minimalista, libre y preparado para convertirse en lo que se quiera en cada momento.

El proyecto necesitó un mes de estudio para conseguir conjugar e diseño con los pocos y bien pensados elementos que han convertido, junto a una maravillosa luz, este espacio en el lugar en el que a muchos nos gustaría vivir. 

 

exterior casa estudio
Fotografía: © Manuel Ocaña
baño casa estudio
Fotografía: © Manuel Ocaña
pia mendaro casa estudio entrada al baño
Fotografía: © Manuel Ocaña
 casa estudio diseñada por Pía Mendaro
Fotografía: © Manuel Ocaña
Casa estudio diseñada por pia mendaro
Fotografía: © Manuel Ocaña
Casa estudio diseñada por pia mendaro
Fotografía: © Manuel Ocaña

Casa estudio diseñada por pia mendaro

 

Fotografía: © Manuel Ocaña

 

Casa estudio diseñada por pia mendaro

Fotografía: © Manuel Ocaña

 

Pía Mendaro: Web | Instagram

 

 

Cultura Inquieta logo