casa

Una casa-cueva preciosa y totalmente reformada, en venta

Siempre que alguien nos dice que vive en una cueva, se nos vienen a la cabeza, hogueras, pieles de animales muertos, pinturas rupestres, humedades, eras pleistocénicas o hobbits; cambiemos el chip, el arte de la arquitectura ha avanzado a un ritmo tan vertiginoso que no podremos creer lo que puede dar de sí una caverna, y no es un mito.

Cultura Inquieta logo