Miyaya, historia de una tradición cerámica

El resto de personas tenemos cosas o pájaros en la cabeza, pero Carla García -ceramista y creadora de Miyaya- piensa en piezas. La prueba está, en que cuando se le pregunta por sus próximos proyectos responde "que tiene demasiadas piezas en la cabeza". Nos sentimos afortunados de haber podido charlar con ella sobre sus tardes de infancia y su proyecto actual que apuesta, entre otras cosas, por el diseño y la sostenibilidad.

 

 14232602 610879325751491 8472582988752946239 nMiyaya

 

¿En qué momento y por qué empezó este precioso proyecto?
Hace tres años, tras terminar un proyecto editorial que tenía con unos amigos, me encontré en ese momento de replanteamiento de dirección, que nos sucede a tantos, y aproveché las posibilidades que tenía más a mano: el taller de cerámica de mi madre, ceramista.

Me acababa de mudar cerca de él y empecé a frecuentarlo, haciendo pruebas con el material, sus posibilidades e investigando gracias a lo que me ella me iba enseñando y diferentes lecturas, recordando todo lo que había hecho muchísimos años atrás. Casi podría decir que todas las tardes desde muy pequeña las pasaba en la escuela de cerámica de mi madre, así que me crié rodeada de este material, cosa que me pareció muy bonita para iniciar algo en serio y solitario; volver a lo primerísimo que había hecho en estos entornos creativos y “manuales”.

 

17457966 1440414755989573 6362152092607179100 nAroa Moreno Durán

 

¿De donde viene el nombre de Miyaya?
Todo empezó muy rápido y con mucha energía, así que el nombre debía tenerlo en seguida.

Cuando tienes algo en la cabeza estás en búsqueda, abierto a todos los estímulos que aparecen alrededor, así que cuando, en una comida, una chica a mi lado le comentó a otra que tenía un bolso muy bonito, de mimbre, que esa prenda le parecía que era “de mi yaya”, lo escuché como si se estuviese refiriendo a una marca, ¡lo encontré!.

Es un nombre que me cuadraba completamente, Está referido a tradición, familia (cosa que cumplía mi experiencia, también una tía abuela era ceramista) y tiene tintes de sonoridad japonesa, que
actualmente evoca a algo moderno y de diseño, así que ese nombre que apareció casualmente parece que podía contar lo que yo quería de mi marca.

 

igMiyaya culturainquieta5Miyaya

 

¿Qué recuerdos tienes del taller familiar?¿alguna vez Carla se había planteado formar parte de él?

Ya he comentado que el taller de cerámica formó parte de toda mi infancia: desde los 4 años salía de clase y entraba directa en las clases que en ese momento mi madre daba en el propio colegio, las típicas actividades extraescolares en los colegios, y por logísticas familiares, me quedaba en ellas todas las tardes.

A cada ciudad que nos mudabamos (no pocas) se repetía el esquema: Se montaba una escuela de cerámica y yo pasaba las tardes en todas las clases, las de niños y las de adultos. Así hasta la adolescencia.

Me gustaba mucho, pero nunca me lo planteé para tirar por ahí, supongo que en principio lo que tienes más cerca muchas veces es lo que menos te planteas como posibilidad. Estudié Bellas Artes, Fotografía y Diseño así que he pensado en tirar por muchas vías, y lo he hecho, pero la cerámica no la tenía en cuenta como opción hasta que volví a recuperar el contacto con ella.

 

igMiyaya culturainquieta2Aroa Moreno Durán

17457300 1440415419322840 6658852990016867005 nAroa Moreno Durán

 

¿Cómo fueron los comienzos?¿Cómo arrancó el proyecto Miyaya?
Con mucha ilusión, energía y velocidad. Al tener el taller al lado de donde estaba viviendo y tiempo, entraba en él a primera hora, casi sin desayunar y estaba hasta horas intempestivas pendiente del horno.

Fue un comienzo muy intenso y ya a los tres meses de haber entrado en el taller ya estaba haciendo mi primer mercado y teniendo muy buena acogida, con lo que el ritmo continuó (tachado muchas veces de obsesivo) hasta hoy en día.

 

igMiyaya culturainquieta3Miyaya

 

¿Cuáles son los pros y los contras de haberte convertido en emprendedora?
Muchas veces he trabajado por mi cuenta, en diferentes profesiones, pero nunca generando una marca y tratando de abarcar en solitario todas las facetas que tienes que cubrir para sacarlo adelante, es una empresa con todas las partes, pero en pequeñito.

Además yo no sólo diseño sino que produzco, y la cerámica requiere de mucho trabajo, tiempo e inversión en material. Además hay que diseñar toda la imagen gráfica, fotografiar, contactar con tiendas, organizar pedidos, las redes, llevar las cuentas... Así que es duro y no se para, pero te sientes muy orgullosa al ver que, dentro de lo que una puede, se consigue.

Eres capaz de llevar todo eso a cabo y de una manera satisfactoria. Cuando esto ocurre las muchas horas parecen pocas y se trabaja muy a gusto.

 

igMiyaya culturainquieta4Botellita agua Miyaya

 

¿De qué forma surgió la idea de cerámica sostenible?
Es una reacción natural a los abusos cometidos por las grandes empresas, a nuestra irresponsabilidad como consumidores y al deterioro del entorno.

Después de observar la utilización indiscriminada de envases de plástico y de la facilidad con la que nos hemos acostumbrado al término de "usar y tirar", decidí que ese sería un buen punto de partida para relanzar la producción del viejo taller: convertir los envases y packaging de un solo uso en algo permanente y único. Intentando recoger en cada pieza la belleza de lo efímero para reflejarlo en una pieza útil y duradera.

 

BODEGON1bj 1200miyayaMiyaya


¿Cómo creas tus piezas?
Trabajo con moldes. Empecé visitando muy frecuentemente todos los supermercados de mi entorno cercano y no tan cercano, buscando envases (e imaginando cómo se me vería en las cámaras de vigilancia de estas superficies).

Una vez elegidos les hago moldes de escayola y trabajo las piezas a partir de ellos.

 

¿Qué le dirías a alguien que se esté planteando emprender?
Que hay que tener mucha energía y ganas, creo que no se puede empezar “a medias” porque eso implica que no se está apostando de verdad y eso lo acaba notando la propia empresa y uno mismo.

Cuando uno no se cree algo, es muy evidente, emite esa sensación y nadie apuesta por algo por lo que tú mismo no haces. Además la energía del principio es mayor, así que hay que aprovechar ese tirón.

 

17425019 1440415219322860 5146973544548577325 nAroa Moreno Durán

17424727 1440414762656239 8126206419243622889 nAroa Moreno Durán

Miyaya culturainquietaAroa Moreno Durán

 

¿Cuál de tus piezas es el perfecto regalo para esta Navidad?¿y Para quién?
Yo le tengo especial cariño a la botella de agua. Es de las primeras piezas y gracias a ella pensé en convertir esa línea en una colección.

La pensé como solución a las botellas de agua de plástico que acabamos reutilizando para tener el agua en la nevera. El día que terminé la “lata de sardinas” leí una vez más el clásico artículo de los perjuicios de utilizar las botellas de plástico para el agua, que además era mejor tenerla en botellas opacas... Así que solucionaba esto y además servir el agua así en la mesa, cambia bastante la escena.

Es por esto que me parece un gran regalo, hasta la fecha ha recibido muy buenas críticas desde los niños pequeños hasta abuelos clásicos.

 

botella agua culturainquietaBotella agua Miyaya

 

¿Próximos proyectos que se puedan contar?
Tengo demasiadas piezas en la cabeza, lo que tengo que conseguir es el orden para ponerme con ellas, pero me apetece mucho desde el principio hacer lámparas, tengo alguna idea, pero cuesta mucho sacar el tiempo para comenzar una línea de piezas, así que en cuanto baje el ritmo, me pondré con ello.

Si ya éramos fans de  Carla, después de conocer a fondo la historia de tradición, la ilusión, el trabajo y el cariño que hay detrás de cada una de sus piezas, nos hemos enamorado por completo.

Podéis encontrar sus piezas en nuestra SHOP

 

Cultura Inquieta logo