El artesanal proceso de fabricación de lapiceros, en imágenes

Tan simple como útil, así son estas pequeñas y maravillosas herramientas analógicas por todos conocidas.

El fotógrafo Christopher Payne ha retratado con su cámara, su complejo y, mayoritariamente, manual proceso de producción en una de las últimas fábricas de lapiceros que quedan abiertas.

 

lapiceros culturainquieta1 

Madera, grafito, ceras, pintura y arcillas son las materia primas que la empresa General Pencil Company lleva utilizando desde 1889 en la elaboración de lapiceros, acuarelas y tizas.

Para realizar esta serie de fotografías, el fotógrafo americano Christopher Payne ha visitado la fábrica en varias ocasiones hasta registrar en imágenes el desarrollo completo de creación de estos sencillos y, a la vez, sofisticados utensilios. El resultado, como comprobamos, no podía ser más bello y delicado.

 

lapiceros culturainquieta2lapiceros culturainquieta

 

Sorprendentemente en plena era digital y de la fabricación mecanizada, gran parte del trabajo que se realiza en General Pencil es manual.

Todo comienza con la obtención del que es el corazón del lapicero: el grafito. Es en el sótano de la compañía donde se procesa este mineral.

Todo es gris en este espacio: el vestuario, las máquinas, los componentes y, por supuesto, las manos. Tanto, que los trabajadores necesitan varios días para quitarse este pigmento.

 

lapiceros culturainquieta3lapiceros culturainquieta copia

 

Cuando el producto son lapiceros de colores, la colorida cera emerge de una especie de máquina de pasta fresca de donde sale lista para ser cortada y secada.

Esta máquina extrusora maneja un solo color durante una misma semana, después se limpia para prepararla para el próximo.

Luego, esta parte central se coloca cuidadosamente a mano en cada armazón de madera, donde se deja secar un tiempo antes de cerrarlos.

 

lapiceros culturainquieta4lapiceros culturainquieta6lapiceros culturainquieta7lapiceros culturainquieta5

 

Después de la primera capa de madera, este primer núcleo se recubre con una segunda. Para cortarla posteriormente con la forma deseada: redonda, hexagonal o de otro tipo.

Muchos de los empleados de General llevan trabajando aquí toda su vida, algunos casi 50 años. La empresa se encuentra ubicada en el medio de la ciudad de Nueva Jersey.

 

lapiceros culturainquieta8lapiceros culturainquieta9

 

El proceso finaliza con la fase de pintura, la incorporación de las gomas de borrar y el afilado.

Para ser pintados, estos lapiceros de edición limitada son colocados en bandejas que posteriormente son volcadas bocaabajo en un tanque de pintura azul. Lo habitual es que cada lápiz reciba hasta 4 capas de pintura.

Previamente a que las gomas de borrar sean incorporadas, unos casquillos metálicos son cargados en la máquina que posteriormente los irá colocando en cada lapicero. El mismo proceso se realiza con cada goma.

Solo falta sacar punta al lápiz; este último paso se hace con una correa de lija que se mueve a alta velocidad.

Y ya. Ya está listo este poderoso y sofisticado utensilio que nos permite comunicarnos y expresarnos, y que de momento -esperemos por muchos años- sigue sobreviviendo estupendamente al paso del tiempo.

 

lapiceros culturainquieta10lapiceros culturainquieta13lapiceros culturainquieta14lapiceros culturainquieta11lapiceros culturainquieta12lapiceros culturainquieta15

Christopher Payne: Website | Facebook | Instagram

h/t: The New York Times Magazine

Cultura Inquieta logo