Una computadora programable de 8 bits hace bordados tradicionales

The Embroidered Computer (La Computadora Bordada), de Irene Posch y Ebru Kurbak, no se parece a lo que cabría esperar cuando pensamos en una computadora.

En cambio, parece un mantel textil elegantemente bordado, completado con cuentas magnéticas y de vidrio y un patrón serpenteante de hilo de cobre.

 

computadora bordada 03

 

Los materiales son conductores eléctricos y se organizan en patrones específicos para realizar funciones electrónicas.

 

computadora bordada 01

 

Las piezas de oro que hay sobre las cuentas magnéticas giran según el programa, cambiando de lado a medida que se canalizan diferentes señales a través del bordado.

 

 computadora bordada 02

 

"Tradicionalmente puramente decorativos, [los patrones del bordado] se definen por su función", explica Posch en su sitio web. “Se han creado rutinas digitales que generalmente suelen ir ocultas en cajas negras. Los usuarios están invitados a interactuar con la pieza programando la materia textil".

 

 computadora bordada 04

 

La pieza hace referencia a la similitud histórica entre creación textil y computación, por ejemplo, el telar Jacquard fue una importante influencia en la evolución del hardware de computación.

 

computadora bordada 06 

 

Posch es investigadora y artista, con experiencia en medios y ciencias de la computación, que explora cómo se filtra la tecnología en los campos del arte y la artesanía, y Kurbak es una artista y diseñadora que investiga las historias ocultas en los espacios y las rutinas cotidianas.

 

computadora bordada 07

computadora bordada 08

 

Irene Posch: Website

Ebru Kurbak: Website

 

Cultura Inquieta logo