La artista del bordado Amber Griffiths recrea la anatomía humana

Aunque habitualmente sus creaciones suelen estar inspiradas en la naturaleza, Griffiths dio este giro de guión buscando darle un enfoque diferente al tradicional al icónico corazón de San Valentín.

 

portada

 

«No soy particularmente alguien que esté interesado en todos los corazones de amor clásicos y blandos, así que pensé que la ruta anatómica completa sería mucho más interesante», dice Griffiths.

Así empezó casi una fascinación por las formas orgánicas y las texturas, así como la exploración casi obsesiva de la anatomía humana a través de su técnica de bordado principal: la aguja perforadora. Este sistema empuja el hilo a través de la tela mientras permanece en un lado, mientras que el método tradicional la aguja entra y sale de las fibras.

 

anatomía bordados

 

La artista invierte tiempo investigando el órgano o el sistema que va a reproducir, llegando a buscar entre unas 20 y 30 imágenes de referencia antes de comenzar y no da por finalizada su obra hasta que no la ha embellecido con detalles como cuentas o tornillos de metal, con los que ha llegado a imitar una columna.

Lleva cosiendo desde que era una niña, pero fue en su último año de universidad cuando retomó el bordado como una técnica de relajación y desde entonces no ha dejado de hacerlo. Lo hace, además, de una forma educativa, compartiendo sus procesos en videos a través de Youtube.

 

anatomía bordados2
anatomía bordados3
anatomía bordados4
anatomía bordados5
anatomía bordados6
anatomía bordados7
anatomía bordados8
anatomía bordados9

 

Amber Griffiths: Web | Instagram

 

h/t: Colossal

 

 

Cultura Inquieta logo