Televisores vintage transformados en acogedoras camas para gatos

Desde que en el Antiguo Egipto se domesticaron a los primeros gatos, estos felinos se han convertido en grandes mascotas por la compañía infinita que ofrecen.

Son tan adorables que incluso se han apoderado de nuestros corazones formando parte de los elencos de algunas de las más célebres ficciones del cine o la televisión.

  

 

El inolvidable Garfield y su amor por la lasaña; la gran sonrisa del Gato de Cheshire; el humor ácido de Salem en Sabrina, la Bruja Adolescente; Cat, el compañero felino de Audrey Hepburn en Desayuno con Diamantes; o el incansable Tom que persigue a Jerry por todos los rincones de la casa.

Como grandes estrellas de la pantalla que son, estamos seguros de que les encantaría la nueva tendencia de camas para gatos: televisores retro de la década de los 60 reconvertidos en acogedores espacios. Podrán descansar con el mismo estilo que derrochan estos maravillosos animales con su majestuoso caminar.

  

 

El primer paso, por supuesto, es encontrar el televisor adecuado para esta función. Una vez que tengas un televisor, puedes desmontarlo, asegurándote de descargar el transformador primero. Una vez que el televisor esté hueco, puedes decorarlo con pintura, papel tapiz o una tela con un patrón que se ajuste a tu estilo.

 

 

 

 

Por 

Cultura Inquieta logo