Fiat 600 Jolly by Ghia

Fiat 600 Jolly by Ghia

En 1958 Fiat envió unas unidades de Fiat 600s a la casa de diseño italiana Ghia para su conversión en el Jolly. Con asientos de mimbre y la opción de un techo con flecos para proteger a sus ocupantes del sol del Mediterráneo, estos coches fueron hechos originalmente para su uso en grandes yates de ricos (Onassis tenía uno). 

Con un costo de casi el doble que el de un normal "600", se hizo en una producción muy limitada. Se estima que menos de 100 existen en la actualidad, cada uno de ellos es único. 32 coches Jolly fueron utilizados como taxis en la isla de Catalina frente a la costa de Los Ángeles en los EE.UU. entre los años 1958-1962.

 

Cultura Inquieta logo