gato

Viendo el mundo desde el punto de vista de nuestras mascotas

En su serie The World Through the Lens of Our Four-Legged Friends (El mundo a través de la lente de nuestros amigos de cuatro patas), Chris Keeney resalta el absurdo e inesperado arte de fotos tomadas por animales de todo el mundo.

La fotos son posibles gracias a una PetCam, una pequeña cámara que se puede fijar al collar o arnés del animal y se puede programar para disparar automáticamente a intervalos establecidos. No es una tecnología perfecta, por supuesto, y los animales están a menudo más interesados en correr, jugar, y oler cosas, que en buscar buenos ángulos y condiciones de iluminación. Sin embargo, con la orientación correcta y un poco de paciencia, se pueden obtener resultados que pueden sorprendernos.

noctámbulo

Qué bello animal.. Gato y fotógrafo desconocidos. Nos apetecía compartir esta imagen con vosotros.

¡Mi plato favorito!

"¡Mi plato favorito es el pescado!" Una imagen simpática que nos apetecía compartir con vosotros. Gato, pez y fotógrafo desconocidos.

Igor Zenin

Igor Zenin ha sido fotógrafo durante más de 40 años. Su trabajo es conocido en toda Europa, más allá de las fronteras de su país de origen, la República de Moldavia.

curiosidad

Nos gusta esta imagen, despierta ternura y complicidad. A modo de curiosidad, sabed que es una foto manipulada. Entendemos que es merecedora de ser compartida con vosotros.

El autor de la misma es el fotógrafo indonesio 3joko. 

La complicidad de una abuela japonesa con su gato de ojos fascinantes

Durante los últimos 13 años el fotógrafo japonés Miyoko Ihara ha estado tomando fotos de su abuela, Misao, para conmemorar su vida. Hace 9 años, con 88 de edad, Misao encontró un gato callejero perdido con ojos bicolores: ella lo llamaba Fukumaru, con la esperanza de que "el dios de Fuku (buena fortuna) viniera y todo se suavizara como en un maru (círculo)". Miyoko ha estado fotografiando su hermosa amistad y la forma en que realizan su rutina diaria desde entonces.

El fuerte vínculo entre los dos con cada cada golpe: "En parte porque ambos son duros de oído, mi abuela y Fukumaru siempre están buscando en los ojos del otro. Están muy cerca" , dice Miyoko, que ha publicado recientemente un álbum de fotos de cubierta dura “Misao the Big Mama and Fukumaru the Cat“.

Cultura Inquieta logo