Un imponente caballo blanco aparece en la Bienal de Arte de Venecia

El problema del caballo, así se llama la obra que representa a Argentina en la Bienal de  Arte de Venecia.

 

claudia fontes the horse culturainquietajpg

 

La creación es de Claudia Fontes, la artista seleccionada por concurso y que vive en Inglaterra desde hace diez años. En el pabellón argentino en la Bienal de Arte de Venecia, la más antigua, las más prestigiosa del mundo, la artista cuestiona los monumentos equestres. 

Colonialismo, fordismo, arsenales de guerra, naturaleza, ajedrez, virilidad, una línea de tiempo que va del siglo XII al XXI; capitalismo, dominación y sublevación, todo fundido en una obra maestra: El problema del Caballo, la magnífica obra elegida para representar a la Argentina en la Bienal de Venecia 2017, recientemente inaugurada.

 

claudia fontes the horse culturainquietajpg1

 

La escena representa la unión pasado, presente y futuro, está basada en los íconos culturales del siglo XIX, en torno a los cuales se construyó artificialmente la identidad argentina. La estética goza de un realismo que logra dar sensación de movimiento pese a la quietud propia de las esculturas. Un caballo y una mujer que tapa sus ojos con una mano, por temor a todo lo que ha visto, pero que toma valor y extiende su otro brazo para posar su mano sobre el animal, que responde con agradecimiento en sus vibrantes ojos celestes.

 

claudia fontes the horse culturainquietajpg2

 

Curada por Andrés Duprat, el director del Museo Nacional de Bellas Artes, la obra de Fontes es una alegoría de la teoría de la reminiscencia, donde el alma logra traspasar el mundo sensible y terrenal hacia el mundo de los dioses, en el cual lo maravilloso surge a partir del cultivo de las ideas, y en donde el arte habla por los que no tienen voz, y falla a favor de los desprotegidos a través de la belleza. 

 

claudia fontes the horse culturainquietajpg3

 

claudia fontes the horse culturainquietajpg4

CLAUDIA FONTES: Web

BIENAL DE VENECIA: Web

h/t: Infobae

 

Cultura Inquieta logo