El museo Chillida-Leku por fin reabre sus puertas

Si la apertura de un nuevo museo siempre es una buena noticia, la recuperación de un espacio cultural que tuvo que cerrar por problemas económicos y de gestión es causa doble de alegría.

 

Chillida Leku4

 

El lugar de peregrinaje de los admiradores de Eduardo Chillida, el templo al aire libre del escultor con más de 40 de sus obras vuelve a abrir sus puertas en Hernani (Gipuzkoa) este próximo 17 de abril. 

Ocho años ha permanecido cerrado el espacio, desde enero de 2011, en los que la visita era solamente posible con cita previa. El sueño de nuestro escultor más universal del siglo XX y el de su mujer, Pilar Belzunce se veía truncado en esa fecha por ser económicamente inviable y por desaveniencias con las instituciones. 

 

Chillida Leku1

 

"El hecho de poner de nuevo en pleno funcionamiento el museo nos ilusiona y estamos seguros de que nuestros padres estarán felices por ello. No nos cabe duda de la gran expectación que despierta la reapertura, y el creciente interés que la obra de Chillida ha tenido irá seguro en aumento a futuro", celebraba la familia en un comunicado oficial.

El apoyo de las administraciones públicas vascas y de la galería de arte Hauser & Wirth han jugado un papel imprescindible en la reapertura que coincide con la celebración este año de los 95 años del nacimiento del artista. 

 

Chillida Leku3

 

"Eduardo Chillida. Ecos" será la exposición que reinaugurara, con obras nunca expuestas o raramente mostradas al público, esta nueva etapa y Mireia Massagué la persona encargada de la dirección del museo en estrecha colaboración con la familia Chillida que continúa siendo la principial propietaria y encargada de la gestión.

Todos ellos tienen un objetivo común: el de transformar Chillida-Leku en un lugar de encuentro internacional, con la complicidad del territorio vasco y la sociedad local.

 

Chillida Leku

 

Gracias al buen estado de las instalaciones, no ha sido necesario hacer reforma aunque sí se ha llevado a cabo una renovación y readaptación que incluye dos nuevos pabellones que acogeran en su interior un centro de acogida de visitantes, una tienda-librería, una cafetería-restaurante  y una pequeña sala de exposiciones para obras de papel.

También se han levantado nuevos elementos paisajísticos pero respetando siempre el diseño tradicional de Chillida-Leku.

Compuesto por un bosque de esculturas al aire libre y el caserío Zabalaga, este mágico lugar se encuentra situado a tan solo 15 minutos de San Sebastián y por fin ahora vuelve a ser el hogar, el lugar para reunir sus obras ("leku" significa lugar en euskera) con el que siempre soñó el artista. 

 

Vídeo 360º | CHILLIDA LEKU: dentro de la escultura:

 

 

 

 

 

Cultura Inquieta logo