Jeremy Mayer crea intrincadas esculturas para los obsesos de la simetría

El mundo se divide entre los que encuentran belleza en la imperfección, el desorden o la falta de armonía, y entre los que, como poseidos por un inevitable TOC, solo sucumbem ante la belleza de lo que es perfectamente simétrico o milimétricamente equilibrado.

Entre los que pertenecen al segundo grupo, está Jeremy Mayer, un ingenioso escultor que es capaz de crear intrincadas esculturas hechas a base de viejas máquinas de escribir y artefactos de aluminio que conviven en un impecable equilibrio estético.

 

jeremy mayer crea intrincadas esculturas para los obsesos de la simetria 3
"Untitled III" (2020), piezas de máquina de escribir y aluminio, 60 x 60 x 14 pulgadas

 

Su inspiración basada en las ilustraciones biológicas de Ernst Haeckel, demuestra que Jeremy Mayer alberga una fascinación por los patrones complejos y repetitivos de los organismos unicelulares, algo que se manifiesta en sus últimas esculturas.

“No hay nada antinatural en los componentes mecánicos”, afirma Jeremy Mayer

 

jeremy mayer crea intrincadas esculturas para los obsesos de la simetria 2
"Untitled I" (2020), piezas de máquina de escribir y aluminio, 60 x 60 x 10 pulgadas

 

Mayer crea esculturas robóticas de aspecto orgánico a partir de viejas máquinas de escribir y piezas de aluminio y que alcanzan hasta los 165 centímetros de tamaño.

Los marcos de aluminio que construye, están cortados con láser y se componen de tornillos, tuercas, pasadores y resortes originales que mantienen unidas las piezas en forma de espejo

Las creaciones, que parecen estar ensambladas de dentro a fuera, evocan a las estrellas de mar y a otras criaturas o elementos orgánicos, fusionando así, lo artificial con lo natural.

 

jeremy mayer crea intrincadas esculturas para los obsesos de la simetria 7
Una imagen del estudio de Jeremy Mayer con "Untitled IV" en progreso

 

Mayer compra entre 10 y 15 máquinas de escribir al año en talleres de reparación, tiendas de segunda mano o rastrillos organizados en la Bahía de San Francisco.

Sus esculturas simétricas surgen de los restos más grandes que sobraron tras haber realizado obras a menor escala como pájaros, cráneos y otras esculturas figurativas. 

Este particular proyecto que va constar de 10 mandalas robóticos en total, comenzó durante una residencia que Mayer pasó en Mumbai con el fabricante Godrej & Boyce.

Durante los seis meses que duró su estancia, comenzó la primera escultura que finalizó con los primeros confinamientos y casi ha completado cuatro más desde entonces.

 

jeremy mayer crea intrincadas esculturas para los obsesos de la simetria 4
"Untitled III" (2020) (detalle), piezas de máquina de escribir y aluminio, 60 x 60 x 14 pulgadas
jeremy mayer crea intrincadas esculturas para los obsesos de la simetria 5
"Untitled I" (2020) (detalle), piezas de máquina de escribir y aluminio, 60 x 60 x 10 pulgadas
jeremy mayer crea intrincadas esculturas para los obsesos de la simetria 6
En la imagen, Cleo Mayer trabajando en "Untitled II"

 

Jeremy Mayer: Instagram

 

 

Cultura Inquieta logo