Una escultura en homenaje a las madres ucranianas afectadas por la guerra aparece en el centro de Praga

No terminamos de acostumbrarnos a seguir amaneciendo con noticias sobre conflictos bélicos que estallan y se desarrollan en diferentes partes del mundo. Si tenemos un mínimo de humanidad, es imposible que nos hagamos al sufrimiento ajeno.

A pesar de eso, las guerras son algo que siempre han ocurrido en paralelo al desarrollo de nuestra sociedad. La penúltima es la que se está librando en Ucrania y, ante ella, millones de personas han expresado su dolor y su desaprobación de diferentes maneras; el arte ha sido una de ellas.

En el centro de Praga ha aparecido una escultura con forma de mujer que está hecha con alambres entrelazados y aparece suspendida en el aire a varios metros de altura con un gesto y una postura afectivas, como abriendo sus manos para dar un abrazo.

 

veronika psotkova ucrania escultura homenaje praga paz 1

 

La escultura es obra de Veronika Psotkova que, tal y como cuenta en su perfil de Facebook, es una figura hecha en homenaje a todas las madres que han sufrido las consecuencias de la guerra en Ucrania.

La escultura luce un tocado en la cabeza, el Vinok (corona), propio del folclore ucraniano. La costumbre de tejer coronas decorativas se remonta a la época pagana. Tenían un significado mágico como atributo de las vacaciones de primavera y las de verano.

Poco a poco, la vid se convirtió en un símbolo de adoración, el símbolo de la Madre Tierra. El viñedo ucraniano se ha convertido durante mucho tiempo en el símbolo cultural de la nación ucraniana. También es símbolo de gloria, victoria, felicidad, éxito, paz, castidad, juventud y feminidad.

 

veronika psotkova ucrania escultura homenaje praga paz 2

 

Psotkova nació en 1981 en Opava, República Checa. Es una escultora totalmente enfocada al arte figurativo, referente de la escultura clásica pero, además, está fuertemente influenciada por la cultura pop. Se inspira en temas de género, estética corporal y comunicación humana básica.

La mayoría de sus obras de arte son composiciones de figuras de alambre creadas moldeando y “cosiendo” redes de rabitz. Veronika considera que el proceso de esculpir en sí mismo es lo más importante y satisfactorio, pero también está motivada y emocionada por las formas en la que las esculturas influyen en el contacto de los espectadores y la percepción del espacio público.

La artista expone regularmente en su país de origen, así como en el extranjero y ahora, también, denuncia un hecho que no debería estar ocurriendo, que ojalá no volviera a pasar nunca.

 

veronika psotkova ucrania escultura homenaje praga paz 3

 

Veronica Psotkova: Web

 

Por