La policía atiende a una mujer desmayada en una galería que resulta ser una escultura realista

La vida está llena de acontecimientos surrealistas y absurdos que nos recuerdan, una y otra vez, que la realidad siempre supera a la ficción a golpe de humor.

Gracias a Pijama Surf.

Hace unas semanas, el personal de la galería Laz Emporium, que se encuentra en el glamuroso barrio de Soho en Londres, se sorprendió cuando agentes de la policía local irrumpieron en el establecimiento y, con urgencia, se dirigieron hasta una de las vitrinas, en donde se encontraba la que parecía ser una mujer de mediana edad desmayada sobre una mesa.

Los agentes, sin embargo, se sorprendieron aún más cuando la responsable de la galería les informó de que la mujer a quien pretendían asistir era en realidad una pieza en exhibición, una escultura de tipo hiperrealista del artista estadounidense Mark Jenkins titulada Kristina.

 

steve lazarides museo escultura realismo humor 2
Kristina, de Mark Jenkins.

 

En efecto: la pieza, realizada a petición del dueño de la galería, Steve Lazarides, muestra a una mujer sentada en una especie de mesa de trabajo pero desmayada, inconsciente o muerta, vestida con sencillez y con el rostro hundido en un tazón metálico.

Lazarides pidió a Jenkins la escultura después de que la hermana del galerista falleciera mientras comía. Fue encontrada en condiciones muy parecidas a las de la escultura, con la cara metida en un plato de sopa. Jenkins terminó la obra en 2022.

El incidente ocurrió porque Hannah Blakemore, empleada de la galería, había cerrado brevemente el local para prepararse una taza de té y fue al volver cuando se encontró a los agentes de la policía atendiendo la supuesta emergencia.

Cabe mencionar finalmente que, por ahora, Kristina no se encuentra a la venta, pero de acuerdo con la galería, su precio sería de unos 20.000 euros. Además, antes de abrir la galería, Steve Lazarides fue agente de Banksy.

 

steve lazarides museo escultura realismo humor 1
Steve Lazarides.