El ilustrador René Merino afronta la pérdida de su salud mental en "Todo saldrá bien (a veces)", su nuevo libro

Ansiedad, depresión, insomnio, ataques de pánico.., el ilustrador y viñetista madrileño René Merino dibuja con honestidad a “La Criatura” con la que convivió un tiempo en ‘Todo saldrá bien (a veces)’ (Lunwerg, 2022)

 

rene merino todo saldra bien veces salud mental ilustracion dibujo 3
Portada de Todo saldrá bien (a veces=), el nuevo libro de René Merino.

 

“Llegó un momento en el que la vida se me hizo muy complicada, dejé de ser completamente funcional en mi día a día, no era capaz de relacionarme con otras personas y lo único que quería era desaparecer”.

René Merino habla a Cultura Inquieta sin tapujos de lo que muchas personas sufren en su día a día: problemas de salud mental. A este ilustrador, conocido por sus trabajos con trazos de aires naif pero que invitan a una profunda reflexión desde la más pura sinceridad, le cambió la vida el momento en el que notó que se “rompió”, como él mismo comparte.

Todo comenzó cuando perdió el trabajo. Su cabeza comenzó a experimentar emociones hasta entonces desconocidas y él, al mismo tiempo, empezó a comprender qué era la ansiedad sin saberlo. “Por la noche me despertaba sin poder respirar, comencé a cogerle muchísimo miedo a irme a dormir, todo fue escalando hasta llegar a tener los ataques de pánico…”.

 

rene merino todo saldra bien veces salud mental ilustracion dibujo 1

 

Ansiedad, insomnio y ataques de pánico fueron su nueva realidad durante un tiempo en el que todo cambió. “Estaba tan abrumado por la pérdida de mi salud mental, ni siquiera podía pensar con claridad ni disfrutar de lo más elemental como es salir a la calle y caminar, así me sentía: sobrepasado y desbordado. Una de las sensaciones que recuerdo fue sobre todo en el peor punto, la de no querer existir. La sensación de que no iba a ser capaz de superar aquello, de que no iba a salir”.

A ese cúmulo Merino le puso nombre, para familiarizarse con la situación, porque todo lo que se nombra adquiere cierta dimensión tangible. “La Criatura”, que es como denomina a la ansiedad en Todo saldrá bien (a veces), fue creciendo lentamente hasta engullirlo todo y arrastrarle a las profundidades.

Los síntomas le afectan también a nivel físico (vómitos, dificultad para respirar, taquicardias, confusión, etc.) y en sus relaciones sociales, rompiendo lazos estrechos a causa del aislamiento. Merino toca fondo, hasta que descubre la terapia.

 

rene merino todo saldra bien veces salud mental ilustracion dibujo 2

 

Al buscar y encontrar la ayuda que necesita, y a base de mucho trabajo duro, René volvió a ser el mismo de siempre tras un viaje que cuenta sin medias tintas a través de sus ilustraciones en Todo saldrá bien (a veces). “Ha sido muy interesante hacer el viaje, revisitar toda esa época y hacerlo desde mi actualidad, porque hoy me siento bien. Es reconfortante ver cómo todo eso quedó atrás y que hoy puedo mirarlo sintiéndome bien”.

Un viaje en el que nos invita a ser pasajeros y en el que ha aprendido “muchas, muchísimas cosas”. “He aprendido sobre mi propia vulnerabilidad, ha sido una grandísima lección de humildad, sobre todo porque pensaba que algo como lo que me había pasado no podía pasarme nunca. También he aprendido sobre mis propios prejuicios, he roto toda la resistencia tan grande de tratarme con un psiquiatra, a medicarme. Toda esa arrogancia que tenemos a veces o por lo menos que yo tenía a pensar que yo podía con todo por mí mismo”.

 

rene merino todo saldra bien veces salud mental ilustracion dibujo 4

 

René Merino: Libro | Instagram

 

Por