sociedad

Un experimento fotográfico muestra el exceso de edición que los adolescentes usan en sus selfies

Llevamos años sometidos a las mentiras del Photoshop y el retoque digital; las campañas publicitarias y las redes sociales nos venden ideales de belleza ficticios modelados a golpe de ratón o de capas de edición y a los que aspiramos; estas re(quete)tocadas imágenes nos influyen y nos afectan mucho más de lo que creemos.

Cultura Inquieta logo