ecologia

168 mil pajitas recicladas en una instalación que denuncia la gravedad del plástico en los océanos

Reciclar, a parte de ser absolutamente necesario por motivos que todos conocemos, es todo un arte, en el más amplio sentido de la frase; si, además, se convierte en arte denuncia, tiene un valor añadido; ¿se os ocurre una mejor manera de concienciar y hacer reflexionar que inundando las retinas y las mentes de belleza?

El horror de la industria de la carne, en explícitas fotografías robadas

Cada vez son más las voces bien informadas las que nos advierten que nuestro consumo de carne es del todo desorbitado e insostenible, que está causando infinidad de problemas relacionados al impacto medioambiental y a la salud pública.

Por eso, cada vez son más las personas que deciden ser vegetarianas o veganas, que buscan que su alimentación se siente sobre dos fuertes bases, la salubridad y la solidaridad hacia los millones de animales que viven maltratados y hacinados.

Y son también cada vez más y más las personas que, siguiendo siendo omnívoros, hacen un consumo mucho más medido y responsable de carne. Comiendo menos cantidad de productos cárnicos y tratando de consumir animales mejor tratados.

Una estación de tren japonesa, construida alrededor de un árbol de 700 años de antigüedad

Es satisfactorio ver como, a veces, el hombre es capaz de convivir en armonía con la naturaleza, que no necesita arrasar hectáreas de árboles o deforestar bosques para enriquecer sus paisajes urbanos; sigue existiendo el respeto, en pequeñas dosis, por todos esos seres vivos que están aquí antes que nosotros y que seguirán, si les dejamos. 

Estas fotos de animales en extinción pueden ser la última oportunidad de verlos

El animal más letal que hay, sin ninguna duda, es el ser humano; nuestros malos hábitos medioambientales, la contaminación, la caza furtiva o los mercados negros de pieles o marfil están haciendo que se desequilibre el ecosistema, que muchos animales estén en peligro de extinción; en lo que no parece que reparemos es que, de seguir así, nosotros seremos los siguientes en desaparecer.

Cultura Inquieta logo