amor

Mikal Theimer intenta fotografiar a su novia, pero nunca le deja

La humanidad se divide en dos tipos de personas: los que enloquecen cuando ven una cámara y posan con perfección medida y controlada, sabiendo qué ángulos deben resaltar, y los que ante un objetivo tensan todos los músculos de su cuerpo, apoderados por un sudor frío, o adoptan una mueca forzada antes de optar por taparse con lo primero que tengan a mano.

 

Cultura Inquieta logo