Diario de grabación: de la carretera al estudio (Toma 3ª)

¿Cómo se graba un disco? Ese proceso desconocido, abstracto y misterioso para muchos, y que tantas emociones nos produce cuando se materializa.

Las sílabas se van acoplando con los ritmos, los sonidos nos sugieren figuras, recuerdos... poco a poco el cuarto EP de El Kanka coge forma. ¡Seguimos grabando!

Mano a mano con el artista

El Kanka nos abrió las puertas de su estudio para conocer de cerca las entrañas de un disco y, sin darnos cuenta, entramos ya en la tercera semana de grabación.
Su cuarta pieza pronto verá la luz y todo apunta a que este ARTISTA (con mayúsculas) que tantas alegrías nos ha dado, seguirá poniendo a prueba la suela de nuestros zapatos.

Como cada semana, aquí os dejamos un breve vídeo con los avances de la grabación. ¿Estáis preparados para saltar, cantar, emocionaros y disfrutar? 


Vídeo: Jota sk Fotografía


Diario de grabación: El Kanka nos dedica unas palabras 

"Gente del universo:

Llegamos a la tercera entrega de este mi-vuestro diario. Entrega que podríamos titular: “Percusión, el calzado que pone a las canciones a correr”.


Es muy emocionante ver cómo van cambiando y evolucionando los temas según avanza la grabación. En el caso de la parte percutiva, parece magia como un pequeño detalle, un golpe en un momento determinado de la canción la hace bailar de una forma tan distinta.


La verdad es que este disco tiene una gran variedad de ritmos. Las canciones así lo pedían e incluso a las que no, se les ha dotado de cierto “camine” una vez han sido puestas en el tablero de juego. Podemos encontrar patrones de chacarera, bossa andaluza, cuasi-reggae, rumbia, afro-balada, pasodoble y hasta una parodia de reguetón (sólo un compás, no nos pasemos de graciosos). Como veis, todo muy uniforme (precaución: ironía). Los que me conocéis sabéis que me gusta jugar con los ritmos y esta vez no ha sido menos… De hecho, creo que voy a peor XD.

El Kanka Diario3 FotoByN
Imagen: Jota sk Fotografía

He pedido al magnánimo Carlos Manzanares (Avatar) que me enumere los distintos cacharritos, tambores, utensilios, parches y cosos que se han usado en total, y he aquí su respuesta: 

cajón

congas

batás

pandereta

shaker

zurdo

shekere

cachichi

pandeiro

cabassa

crótalos

güira

agogos

blocks

bombo legüero

En fin, unas poquitas de cosas… Los culpables de esta algarabía rítmica son, sobre todo, estos dos elementos:

1.1. El Manin 

En fin, qué os voy a contar de este caballero andante que siempre va sentado… Es el músico con quien llevo tocando más tiempo y un verdadero hermano y compañero de vida. Empezamos con el cajón y la guitarra y ahora se nos queda chica la furgo para meter todas las paranoias con las que toca.

Tengo que decir que nunca he visto tocar el cajón de esta manera, y no digo ni mejor ni peor, digo de esta manera, con un toque sutil y anárquico, con mucha técnica, pero muy de calle. Lo he visto tocar ska con el cajón, hacer percusión corporal, beat-box, darle con los dedos a un tapón de fanta… En fin, últimamente lo habréis podido ver rascando una tabla de lavar y, para este disco, le ha estado dando al bombo legüero. Creo que me empieza a odiar por hacerle cargar tantas cosas jajaja.

1.2. Guillem Arnau

He tenido la suerte de poder conocerlo y haber trabajado con él mano a mano en este disco. Uno de los brazos más locos que he podido ver y oir. Un maldito extraterrestre, y encima güena gente, lo que me faltaba… Ha sido el encargado sobre todo de congas, zurdo y batás, aparte de otras tantas cosas. Los batás han sido para mi un descubrimiento, nunca había visto uno de cerca y eso suena como un trueno. Más aún si los toca Guillem.


¡Ah! Y, aunque no aparece en el vídeo, porque vino de sorpresa en plan ninja, tengo que hacer una mención especial a Hugo Arán, que es un pedazo de guitarrista, cantante y compositor, pero que ha tenido a bien introducir un sublime pandeiro en una de las canciones del disco.

El Kanka Diario3 Cajon
Imagen: Jota sk Fotografía

Bueno, ya me he enrollado bastante… Me gustaría contaros más cosas, pero tengo que dejar chicha para las próximas entregas, y además, dicen que siempre es bueno mantener el misterio. Os abandono, pues, queridos lectores inquietos, hasta la próxima semana, en la que os hablaré probablemente de las voces del disco, o de otra cosa, según me dé (misteeerioooo).


¡Haaaaasta lueguer! "


Nos vemos la semana que viene. ¡Seguimos grabando!

 

Gente del universo:
Llegamos a la tercera entrega de este mi-vuestro diario. Entrega que podríamos titular: “Percusión, el calzado que pone a las canciones a correr”.
Es muy emocionante ver cómo van cambiando y evolucionando los temas según avanza la grabación. En el caso de la parte percutiva, parece magia como un pequeño detalle, un golpe en un momento determinado de la canción la hace bailar de una forma tan distinta.
La verdad es que este disco tiene una gran variedad de ritmos. Las canciones así lo pedían e incluso a las que no, se les ha dotado de cierto “camine” una vez han sido puestas en el tablero de juego. Podemos encontrar patrones de chacarera, bossa andaluza, cuasi-reggae, rumbia, afro-balada, pasodoble y hasta una parodia de reguetón (sólo un compás, no nos pasemos de graciosos). Como veis, todo muy uniforme (precaución: ironía). Los que me conocéis sabéis que me gusta jugar con los ritmos y esta vez no ha sido menos… De hecho, creo que voy a peor XD.
He pedido al magnánimo Carlos Manzanares (Avatar) que me enumere los distintos cacharritos, tambores, utensilios, parches y cosos que se han usado en total, y he aquí su respuesta: 
cajón
congas
batás
pandereta
shaker
zurdo
shekere
cachichi
pandeiro
cabassa
crótalos
güira
agogos
blocks
bombo legüero
En fin, unas poquitas de cosas… Los culpables de esta algarabía rítmica son, sobre todo, estos dos elementos:
1. 1. El Manin 
En fin, qué os voy a contar de este caballero andante que siempre va sentado… Es el músico con quien llevo tocando más tiempo y un verdadero hermano y compañero de vida. Empezamos con el cajón y la guitarra y ahora se nos queda chica la furgo para meter todas las paranoias con las que toca. Tengo que decir que nunca he visto tocar el cajón de esta manera, y no digo ni mejor ni peor, digo de esta manera, con un toque sutil y anárquico, con mucha técnica, pero muy de calle. Lo he visto tocar ska con el cajón, hacer percusión corporal, beat-box, darle con los dedos a un tapón de fanta… En fin, últimamente lo habréis podido ver rascando una tabla de lavar y, para este disco, le ha estado dando al bombo legüero. Creo que me empieza a odiar por hacerle cargar tantas cosas jajaja.
1. 2. Guillem Arnau
He tenido la suerte de poder conocerlo y haber trabajado con él mano a mano en este disco. Uno de los brazos más locos que he podido ver y oir. Un maldito extraterrestre, y encima güena gente, lo que me faltaba… Ha sido el encargado sobre todo de congas, zurdo y batás, aparte de otras tantas cosas. Los batás han sido para mi un descubrimiento, nunca había visto uno de cerca y eso suena como un trueno. Más aún si los toca Guillem.
 
¡Ah! Y, aunque no aparece en el vídeo, porque vino de sorpresa en plan ninja, tengo que hacer una mención especial a Hugo Arán, que es un pedazo de guitarrista, cantante y compositor, pero que ha tenido a bien introducir un sublime pandeiro en una de las canciones del disco.
 
Bueno, ya me he enrollado bastante… Me gustaría contaros más cosas, pero tengo que dejar chicha para las próximas entregas, y además, dicen que siempre es bueno mantener el misterio. Os abandono, pues, queridos lectores inquietos, hasta la próxima semana, en la que os hablaré probablemente de las voces del disco, o de otra cosa, según me dé (misteeerioooo).
¡Haaaaasta lueguer!

 

Cultura Inquieta logo