Juanito Makandé compone sueños (Entrevista)

Llega a la cita bien acompañado, cercano y sonriente. Makandé ha elegido la libertad y se nota que la está disfrutando, tanto que hasta da un poco de envidia.

 

Captura de pantalla 2018 11 14 a las 11.15.36

 

Juanito Makandé presentará en exclusiva en el escenario del Cultura Inquieta el 29 de junio su último trabajo, recién publicado, como única fecha en la Comunidad de Madrid.

Juanito es de esa clase de gente con la que podrías tirarte horas charlando, y más si es con unas cervezas por el medio. Makandé es una de esas personas que inunda el espacio con su sonrisa y con el azul de las playas de Cádiz que vive en sus ojos.

Amigo de sus amigos y con las cosas claras sobre lo que de verdad es importante en esta vida, acaba de estrenar su último disco, "El habitante de la tarde roja" y se ha ido a vivir a la sierra de Tramuntana.

Con un "¡vamos al lío, venga!" Juanito nos da su bendición para que le interroguemos durante un rato, aunque la realidad es que más que una entrevista, el encuentro fue una charla en el que las risas, las confesiones y las divagaciones tuvieron cabida. Toda una suerte la nuestra.

 

¿Quién habita en la tarde roja?

Pues de momento yo. La tarde roja es un símbolo de que las cosas simples a veces son las que más valor tienen. Una simple tarde roja, un atardecer es como un evento fortuito que está ahí, que sucede cada tarde y que tiene más valor que muchas otras cosas de la que nos rodeamos.

 

Y en la cabeza de Juanito, ¿quién habita?

Suena el cajón cada dos por tres, la guitarra,... la música en gran parte. Estoy yo ahí con mis movidas, con mis fantasmas y mi música.

 

Captura de pantalla 2018 11 14 a las 12.40.07

 

Te has ido a vivir a Mallorca, ¿qué te dan los atardeceres de la isla? ¿Qué te ha supuesto este cambio de vida?

Me he ido hacia allí buscando la naturaleza. Quizá porque me he criado en la Línea de la Concepción, en las afueras, en el campo, el cuerpo un poco me ha vuelto a pedir eso.

Después de 5 años en Madrid necesitaba volver un poco a estar en contacto con la naturaleza y Mallorca me enamoró por la sierra. Aquello es increíble, los olores, el silencio, el estar todo el rato viendo animales... los colores del cielo, mi huerta, mi perrita... es una pasada. Poder pasear todas las mañanas por el bosque, tomarte un café tranquilamente después...

 

¿De donde viene Makandé, tu apellido artístico?

Es un apodo, pero el verdadero Makandé no soy yo. Gabriel Macandé era un cantaor que había en Cádiz, que cantaba por fandango de una manera muy peculiar. De hecho Camarón estuvo unos días encerrado con él, grabándole recursos de voz. Camarón hacía mucho esto, como no había internet, si se enteraba de alguien que le interesaba a nivel vocal, iba a verlos, se emborracha con él y cogía los recursos de voz de la gente.

Es curioso porque este hombre cantaba muy bien, pero su mujer y sus tres hijos eran sordomudos. No pudieron escucharle nunca y el hombre acabó loco, en un psiquiátrico. A raíz de él, en el flamenco Macandé significa loco y como yo de chico era muy echado pa' alante, todos los gitanos me decían Macandé. Pero el verdadero no soy yo, era este hombre.

 

Una de las canciones del último disco se llama "A los inviernos los mata el amor". Si es así, ¿qué es lo que los salva?

A los inviernos los salva la cucharita. Esta canción se la escribí a Linnéa, mi chica, la pobre odia el frío y vive en Noruega, está allí a menos 15 grados todo el día.

El año pasado mientras pasaba allí el invierno, le decía que a los inviernos los mata el amor, niña, voy para allá y a base de cucharitas, los salvamos.

 

¿Sigues siendo un niño volador?

Sí, yo siempre he sido muy de volar. Me siento una persona muy libre, la verdad. Con la edad cada uno tiene sus compromisos y sus movidas, pero este ha sido uno de los motivos de este último movimiento de irme a la sierra, porque necesito esa forma de vida.

Pasar un poco de horarios, obligaciones y demás y dedicarme a las cosas verdaderamente importantes de la vida que para mí es pasear con mi perra, es tocar, cocinar, regar la huerta y hacer música.

 

Captura de pantalla 2018 11 14 a las 12.38.45

 

Un momento para la eternidad que hayas vivido durante la gestación de este último disco

Yo me considero muy afortunado en la música, también han sido muchos años tocando y demás... y ha sido muy bonito en este disco grabarlo en directo con todos mis amigos, porque mi banda son mis amigos, mi pandilla.

Han pasado cosas muy bonitas, cómo por ejemplo que Josemi Carmona a la guitarra se haya venido a grabar un tema con nosotros a la guitarra con todo lo que transmite cuando toca. Esos son los momentos que se lleva uno.

 

¿Qué tal te llevas con el silencio?

Genial. De hecho mi chica es súper silenciosa, ella pinta y también tiene mucho mundo interior y muchas veces estamos en casa en silencio, allí en Mallorca, donde solo suenan pájaros o nada y es fantástico, una pasada.

Pasamos mucho tiempo en casa, juntos pero en silencio, es muy bonito.

 

Makande Festival Cultura Inquieta

 

Es precisamente Linnéa, su chica, la que en un momento de la entrevista nos cuenta que el proceso creativo del cantante es un poco autoprofético, porque escribe canciones sobre sitios donde nunca ha estado, sobre circunstancias que nunca ha vivido, pero que sin embargo luego se cumplen. Como cuando estaba viviendo en Madrid y estaba escribiendo canciones sobre el campo, sobre su perra que todavía no la tenía, sobre la casa que todavía no tenía y hablando de la libertad de la que ahora goza. Es cómo si soñara despierto y cuando llega a cumplir con ese sueño, empieza a soñar sobre lo próximo.

 

¿Qué Juanito ha nacido con el habitante de la tarde roja? ¿Se ha quedado algún Juanito por el camino?

He tenido que tomar decisiones un poco drásticas, importantes, porque al final, me pasaba lo que creo que le pasa un poco a todo el mundo, que te metes en la dinámica de ser adulto, de compromisos y demás, es difícil decir que no cuando hay trabajo bien remunerado.

Es un arma de doble filo, con los años te empiezan a ir las cosas bien después de haber pasado muchas fatigas y es difícil decir que no, pero te metes en una dinámica fea. Dejas de hacer cosas importantes por trabajo, por la dinámica de vida que hay y no tenemos ni tiempo con tanta información que nos llega de pararnos a pensar las cosas verdaderamente importantes y aunque da un poco de vértigo, es entonces cuando llega el momento de tomar decisiones.

Creo que con este disco Juanito ha tenido que pararse a pensar, a analizar y a tomar decisiones. Y se han quedado muchos Juanitos por el camino, sobre todo el otro, que todavía sigue vivo, pero está muriendo.

 

 

¿Donde crees que está el equilibrio entre canalla y elegante?

Mi padre dice mucho que hay que tener clase en la vida hasta para ser un hijo puta. Yo creo que ahí está el equilibrio, en la clase, en el estilo, en las relaciones... Se puede ser canalla pero elegante.

 

¿Has vuelto a vivir un momento revelador como aquel de camino al cole en el coche de tu padre escuchando a Camarón?

De mi padre es que se aprende mucho, me dice grandes frases a veces. Ahora ha estado allí conmigo en casa, le quedan dos años para jubilarse y les he propuesto que se vengan los meses de primavera y verano allí conmigo. La casa es grande y después de 19 años fuera les echo mucho de menos.

Mis viejos son muy hippies también, el código que ha habido en mi casa siempre es el de reírnos de todo. Yo estoy muy a gusto con ellos, así que con mi padre vivo momentos reveladores muy a menudo.

 

"No voy solo, me acompaña mi banda de maleantes y seis invitados muy, muy puros...". Nos flipan las maldades hechas con buen corazón, ¿cuál ha sido tu maldad más maravillosa?

Ya empecé de chico llamando a los timbres y corriendo... Y estos días estaba en Mallorca tocando con mi compadre El Canijo de Jerez, que solemos hacer conciertos juntos. Somos "Los Espantanubes" y llamamos al espectáculo "Grandes éxitos y fracasos".  Pues el otro día tocamos en Mallorca, y empezó a meterse un montón de gente allí en el camerino y cogimos el extintor y rociamos a todos, fue un acto de liberación.

 

¿Volverás a sorprendernos con alguna otra incursión en la literatura?

Sí, tengo un poemario preparado. Se llama "Poemas de hueso y nube" y tiene mis primeras ilustraciones. Cómo mi chica es ilustradora y es una artistaza, he aprendido mucho de ella, nos "contaminamos" artísticamente el uno al otro.

Me regaló unos bolis y empecé a hacer mis primeros dibujos, que siempre ha sido una cosa que he admirado mucho y un poco una frustración. El libro son poemas y 15 de estas ilustraciones y estamos ya maquetándolo.

 

cultura inquieta

 

Es la tercera vez que vienes a nuestro festival, el Cultura Inquieta. Este año es nuestro décimo aniversario, ¿podemos nombrarte inquieto oficial?

Totalmente, tengo un recuerdo muy entrañable, es un festival al que le tengo un especial cariño, en el Cultura Inquieta siempre nos lo pasamos muy bien, la verdad, rodeado de amigos.

Se nota que se hace con cariño, te lo digo yo que paso por miles de festivales, y cuando llegas a uno que está hecho con mimo, los artistas lo valoramos un montón.

 

cartel

 

Una canción... "Todas las hojas son del viento" de Spinetta

Un recuerdo... Las playas del Palmar cuando tenía 16 años

Un sentimiento... El amor

Un presentimiento... La calma

Un artista... Luis el Zambo

Una vacuna contra el olvido... Álbumes de fotos antiguas

Un olor... El del campo

Un secreto confesable... Soy muy cervecero, pero cervecero serio

Un antídoto contra la soledad... Mi perrita Luna

Un libro para volar... El poemario "El grito en el cielo" de Javier Gallego "Crudo"

Qué te gustaría que pusiera en tu epitafio... No lloréis por mí que me lo he pasado muy bien en esta vida

 

Nos ha encantado hablar con este viajero en el tiempo a través de sus canciones, amante de su tierra y del arte que brota en ella y habitante enamorado de los atardeceres rojos que les regala su nueva patria.

Gracias, Juanito, ¡nos vemos en el Festi!

 

Festival Cultura Inquieta 2019 | 10ª edición

JUANITO MAKANDÉ + DEPEDRO + PÁJARO

Sábado 29 de junio | Apertura de puertas, las 20:00h

Entrada gratuita para los menores de 8 años (un menor por adulto)

En Getafe, Madrid

Entradas: precio oferta de lanzamiento de 25 EUR para las primeras 1.000 entradas. Ya a la venta a través de este enlace de Wegow

Precio final tras promoción: 30 EUR anticipadas | 36 EUR taquilla

 

Cultura Inquieta logo