La playlist con la música en el cine de Wong Kar-wai (王家卫)

Wong Kar-wai es un director esencial y de culto del cine contemporáneo. Un poeta de la seducción, el desamor, y de la nostalgia.

 
Wong Kar Wai falling angels 1995Falling Angels. Wong Kar-wai, 1995
 

Nacido en Shanghái en 1958, y a los cinco años emigró a Hong Kong. Su infancia se revela un Cinema Paradiso incesante. Hablando solo mandarín y dialecto shanghainés, experimenta un difícil periodo de adaptación al cantonés que se habla en Hong Kong, por lo que pasará horas inacabables en los cines junto a su madre.

Allí, en su nuevo y definitivo hogar, se le va infiltrando el tóxico del cinematógrafo que le envenena irreversiblemente la sangre y los sueños.

 
Wong Kar Wai Chungking expressChungking Express. Wong Kar-wai, 1996
 
Wong Kar Wai happy togetherHappy Together. Wong Kar-wai, 1997
 
Wong Kar Wai in the mood for loveIn The Mood For Love. Wong Kar-wai, 2001
 
wong kar wai 20462046. Wong Kar-wai, 2004
 
 

Las señas de identidad de su cine son  los encuentros fortuitos, el destino, las conexiones, el romanticismo… Todo eso está soterrado en las historias del hongkonés, que huye de las narrativas convencionales para construir relatos de amor y desamor que, como en la vida, escapan muchas veces a nuestra comprensión. Más allá de sus temáticas predilectas, no es difícil identificar visualmente una de sus películas: el cineasta se sirve de la música (normalmente buscando el contraste entre culturas) y de los colores (auténticos transmisores de emociones) para expresar lo que no se puede decir en palabras. La cámara lenta, las miradas, los silencios y el aura de nostalgia son constantes en sus films.

Muchas de sus cintas hurgan en las obsesiones de Wong Kar-wai: la ciudad de Hong Kong, los años sesenta y los boleros, ingredientes todos ellos que sellaron su juventud.
Wong Kar-wai es un enamorado de la música latina, que las bandas filipinas introdujeron en Hong Kong en esa misma época. De este modo, era tradicional escuchar boleros, mambo y chachachá en los clubes, bares y restaurantes y en las emisoras de radio, y en ese ambiente nació y se formó, de suerte que todos sus recuerdos, los recuerdos de “nuestros años salvajes”, tienen ese origen.

Wong Kar Wai es pura emoción, pero sus historias no se quedan en la superficie: ahondan a través de la música y la estética en lo más profundo de la psique humana, sin dejar de lado su sutil análisis a la confusa identidad hongkonesa.

 

Compartimos ahora con vosotros una playlist con algunos de los temas musicales más memorables de sus películas, y que hemos creado en nuestro canal musical de Cultura Inquieta en Spotify. Disfrutadla, que verdaderamente lo merece. Es un verdadero viaje sensorial:

 

 

Os animamos a disfrutar también nuevamente esta escena inolvidable, el trayecto en busca de los fideos es uno de los momentos más célebres de su cine, y en particular de su obra maestra y película de culto, considerada pormuchos la mejor película del siglo XXI, In the Mood for Love ('Deseando amar' en su traducción al castellano).

En ella vemos a Maggie Cheung, con sus ya icónicos vestidos ajustados y coloridos, caminar en cámara lenta con su recipiente y cruzarse, como si nada, con su vecino (Tony Leung). Son los comienzos de la tensión erótica entre ambos, nacida a raíz de la infidelidad de sus respectivas parejas.

 

Compartimos finalmente con vosotros también un muy recomendable ensayo audiovisual, dirigido por Rowena Santos Aquino, sobre los tangos en la fascinante obra del cineasta de Hong Kong, con la danza como protagonista. Pura elegancia y sensualidad.

 

Para disfrutar de las playlists de Cultura Inquieta en Spotify:
Cultura Inquieta en Spotify

Cultura Inquieta Shop:
web | instagram

Cultura Inquieta logo