El Festival Cultura Inquieta, el lugar donde los sueños se hacen realidad

No nos cansamos de repetir que el Cultura Inquieta no es un festival al uso. Nos une y nos mueve la música, pero lo que más nos gusta es disfrutar y vivir lo que se genera en torno a ella.

 

web 2018 07 06 CI Leon Benabente 056León Benavente en la pasada edición del Festival Cultura Inquieta

 

Y es que somos una extensión de todas las personas que desde hace ya 10 años unimos esfuerzos, corazón y trabajo para crear atardeceres inolvidables y noches memorables que nos carguen de energía para el resto del año.

Por eso, cuando llegó a nuestros oídos la historia de Noa, una niña de 11 años que vive en Israel, estuvimos encantados de convertirnos en cómplices de los sueños cumplidos. Porque no hay cosa que nos guste más que tachar quimeras de la lista, porque así fue como empezó esta andadura y eso es lo que nos mantiene vivos. 

 

web 2018 07 06 CI Leon Benabente 064León Benavente en la pasada edición del Festival Cultura Inquieta

 

A Noa Le gusta el cine, tocar el piano y la ciencia (¡casi nada!) y León Benavente. Mucho. Dice que le gustan tanto porque "hacen buena música y porque con ellos salta mucho, arregla el cuarto más rápido con ellos de fondo y en general, lo hace todo mejor cuando suenan."

Asegura también que despiertan su creatividad. Por increíble que parezca para su edad, Noa ya escribe guiones y dice que con la música de la banda de indie-rock "tiene mejores ideas" y que incluso le gustaría utilizar alguna de sus canciones en uno de ellos.

El pasado julio teníamos la suerte de recibirles en casa con un potente directo que nos hizo amanecer al día siguiente con agujetas y Javier -el padre de Noa- consciente de lo que supone el grupo para la pequeña, compinchado con el equipo de Cultura Inquieta, quiso darle la sorpresa de conocerles.

Hasta el último momento Noa no tenía ni idea de lo que aquella noche iba a vivir "cuando los vi estaba tan alegre... ¡Porque era un sueño!"

 

IMG 5882 copiaNoa y su padre Javier antes de la sorpresa

 

"Eran muy simpáticos, al principio estaba muy nerviosa pero luego ya guay. Me regalaron una púa muy bonita. Me firmaron, me regalaron un dibujo, me cantaron "Yellow submarine" y me han invitado a sus próximos conciertos. Fueron muy amables", explica Noa. 

Aquella noche le costó mucho trabajo dormir: "dormí con mi amiga Manuela y me levanté flipada, con la púa en la mano y enseñando las firmas a todo el mundo". 

"El festival Cultura Inquieta me pareció muy bueno, muy chulo. Fuimos también a ver a Rosalía y estuve haciendo actividades antes de empezar los conciertos: collares, pintura, muy entretenido. Pienso repetir este año", cuenta Noa a la vez que nos hace felices.

 

233e593a 8275 4455 af8e f9cb16d92e60Noa con la banda

 

Era su segundo festival, pero el sexto o séptimo concierto al que Noa fue el pasado verano y en su vida acumula ya unos 20 por lo menos, pero nos confiesa que el concierto de León Benavente en el Cultura Inquieta es el que más me ha gustado y nos define así en pocas palabras: "Buenas bandas, buena música y diversión".

Estamos seguros de que Noa, cumplirá su próximo sueño: el de saltar al vacío o cómo dice ella "saltar de un avión como si fueras un loco".

Nosotros seguiremos trabajando por seguir cumpliendo el nuestro, el de seguir cumpliendo años bien acompañados, edición tras edición, con mensajes como el de esta niña que dió sentido a nuestro trabajo aquella noche de julio con su cara de ilusión: "Les deseo cumpleaños feliz y que cumplan muchos años más y que sigan trayendo muchas buenas bandas. Un beso fuerte y muchas gracias a todo el equipo de Cultura Inquieta".

 

IMG 5895 copiaNoa posando con los integrantes de León Benavente

 

Así sea, Noa. Esperamos seguir sumando ediciones y vivencias como esta en Inquieta 19, porque 10 años son muchos años y vamos a celebrarlos como se merecen. ¡Nos vemos en Getafe!

 

Festival Cultura Inquieta: Web | Facebook | Instagram 

 

 

 

 

Cultura Inquieta logo