Así ha sido Formentera Jazz Festival, una bonita manera de celebrar la música y la vida

Con el salitre aún en nuestras venas y persiguiendo la estela de un cometa, así seguimos, dando coletazos de felicidad por lo que hemos vivido en el Formentera Jazz Festival. 

 

formentera jazz festival cultura inquieta2
Fotografía de Gandhi.
 

Un cielo de vapores rojo despedía la octava edición del Formentera Jazz Festival envolviendo a los asistentes en un aura mágica que muchxs no vamos a poder olvidar. 

Más de 5.500 personas hemos disfrutado de la música en la bellísima isla pitiusa a lo largo de las 4 jornadas repletas de jazz, de atardeceres y de comunión entre el mar, la música y el danzar de los que hemos formado parte de una de las ediciones más luminosas de este festival creado para celebrar la vida. 

 

formentera jazz festival cultura inquieta
Fotografía de Gandhi.

 

La Plaza de Sant Francesc Xavier volvió a ser el corazón del festival latiendo con las actuaciones de Alexey León Reyes, Marco Mezquida y MIDI Jazz Club feat. MarinahThaïs Morell, Martín Burguez y The Plaza Band.

Además de las actuaciones principales, Formentera Jazz replegó por la isla una programación de actividades paralelas, con una serie de contenidos audiovisuales inéditos que sigue la línea de su formato híbrido. Este año, se ha puesto el foco en la importancia de la intersección y sinergías dentro de la industria musical, sus disidencias de género y la sostenibilidad.

 

formentera jazz festival
Fotografía de Gandhi.

 

Nuestra compañera y amiga, Patricia Lietor nos cuenta cómo ha sido su experiencia en el festival balear, una crónica con brillo en los ojos. 

¿Qué postales te traes de Formentera?

Un atardecer con vistas al mar y jazz como banda sonora, una carretera en moto con la brisa del mar acariciándome la cara, un grupo de niños durmiendo en el suelo de una placita de pueblo a la 1 de la mañana mientras sus padres bailan alrededor y el agua color Formentera.

Tras una experiencia como la del Formentera Jazz Festival, ¿qué es lo que crees que de verdad deberíamos celebrar de la vida?

Deberíamos celebrar todas esas pequeñas cosas que nos hacen felices, desde la sonrisa de una persona desconocida al abrazo del amigo que hace mucho que no ves, las conversaciones bajo las estrellas, los tuppers en la playa con la paella del día anterior o los bailes al anochecer. Celebremos.

¿Cómo definirías la atmósfera que se genera entre el jazz y la naturaleza de Formentera?

Es una simbiosis mágica.

 

formentera jazz festival cultura inquieta1
Fotografía de Gandhi.

 

¿Con qué momento o momentos musicales te quedas de las tres jornadas?

Me quedo con la jam sesión de cierre en Chezz Gerdi, el piano de Marco Mezquida o el blues de Martín Burguez.

¿Cómo son los  atardeceres de la isla con esa banda sonora?

Creo que es difícil expresarlo con palabras, muchísimo mejor vivirlo. 

Si algún día, en el futuro, tu hijo te pregunta cómo fue el festival aquel en el que estuviste allá por 2022, ¿qué crees que le dirás? ¿Qué recuerdos harás imborrables?

Le diré que viví un festival hecho con mucho amor, en un entorno inigualable y que el atardecer del domingo 5 de junio de 2022, siempre permanecerá en mi retina y en mi cabecita.

¿Por qué tendríamos que vivir la magia del Formentera Jazz Festival, al menos, una vez en la vida?

Porque no hay nada mejor que escuchar buena música rodeado de gente bonita en una isla como Formentera.

 

formentera jazz cultura inquieta4
fotografía de Gandhi.
formentera jazz cultura inquieta
Fotografía de Gandhi.

Nos quedamos con el Sol poniéndose a la par que los músicos improvisan con sus instrumentos de viento, con los niños dormidos en la plaza tras un día largo de playa, con las sonrisas de los que nos dejábamos llevar por la polirrítmia en los contratiempos del jazz y de la vida.

Volveremos a flotar en Formentera. 

 

Por