Entrevista a The Sonics
The Sonics actúan el 18 de julio en el Festival Cultura Inquieta de Getafe “Pensábamos que los Beach Boys eran los malos y nosotros los buenos”

La mítica banda estadounidense de garaje vive una segunda juventud desde su vuelta a los escenarios y cuelga el cartel de no hay billetes en sus conciertos

Si veinte años no son nada, como dice la canción de Gardel, pues cuarenta tampoco.

Y si no, que se lo pregunten a The Sonics, que estuvieron todo ese tiempo separados y han vuelto con más fuerza que nunca, llenando conciertos y sin parar de tocar aquí y allá desde 2007. La mítica banda de garaje estadounidense se sube al escenario del Festival Cultura Inquieta de Getafe el viernes 18 de julio. Rob Lind, uno de sus miembros, charló con nosotros y promete una velada de rock and roll que no dejará indiferente a nadie.

-¿Qué le parece que se refieran a The Sonics como una banda de culto?
-Realmente no lo pensamos. Pero sí somos conscientes de que cada año que pasa tenemos la suerte de disfrutar de un atractivo mayor que es, sin duda, gratificante e inspirador.
 
-Estuvieron separados cuarenta años. ¿Qué les hizo volver?
 -No fue planificado. No teníamos intención de hacerlo. Durante tres años, un promotor de Nueva York quería que tocáramos en su festival (Cavestomp). Lo rechazamos al principio, pero él persistía, así que pensamos: ¿por qué no darle una oportunidad? Jerry, Larry y yo ensayamos durante más de un año y acordamos que si la historia no funcionaba lo dejábamos en el acto. No queríamos dañar nuestro pasado y convertirnos en la típica banda que se reúne después de un tiempo y fracasa. Pero cuando llegó el momento estábamos listos, agotamos las entradas de dos conciertos en 2007 y desde entonces no hemos parado.
 1

-¿Es usted consciente de que su sonido sigue siendo fuente de inspiración para muchas bandas actuales; que su influencia desde los años sesenta sigue vigente? ¿Cómo se siente al respecto?
-Lo sé, estoy de acuerdo, aunque nos llevó un poco de tiempo acostumbrarnos a la situación. En nuestro primer viaje a Londres, el promotor nos dijo: “Los jóvenes británicos se están enamorando de ustedes y sus discos se están agotando por todo el país”. Hoy en día, los adolescentes siguen interesándose por nuestro trabajo y sólo puedo decir ¡que Dios los bendiga!
 
-Ustedes comenzaron a tocar al mismo tiempo que los Beach Boys y ambos son de la Costa Oeste. ¿Eran ustedes los chicos malos mientras que ellos eran los que cualquier madre hubiera deseado para su hija?
-¡Nosotros pensábamos que era al revés, que los malos eran ellos! ¡Es broma! En aquellos años no nos movíamos en los mismos circuitos: ellos tocaban en todo el país y en el extranjero, mientras que nosotros éramos una banda local. Sin embargo, los conocíamos muy bien porque fuimos sus teloneros varias veces en Seattle.
 
-The Sonics, The Wailers o The Dynamics fueron responsables de la explosión del sonido garaje en los sesenta en el Noroeste americano. ¿Cómo surgió el movimiento?
-The Wailers eran más bien una banda de rhythm and blues con coro de chicas y coreografía, casi como la Bobby Blue Bland, y The Dynamics tocaban blues y jazz. Nosotros tocábamos más sucio, éramos los 'Tacoma Boys'. Nuestro sonido era más contundente y directo, y así seguimos hasta la fecha. Nuestros referentes eran gente como Little Richard o Jerry Lee Lewis, y sonábamos como ellos. No introducíamos en absoluto elementos de jazz o blues. Nuestro mensaje era: “Aquí estamos, protege a tu novia”.
 
-¿Siguen teniendo groupies?
-¡Si te lo digo tendría que matarte!
 
-Bandas como The Black Keys, The Cramps o The Flaming Lips han hecho versiones de sus temas…
-Es muy gratificante. Estamos orgullosos de ello y de todos los grupos que nos versionan.


-¿Cuáles son las influencias más importantes de su carrera?
-Sin duda,  Little Richard y su potente rock and roll. Siempre hemos querido tocar fuerte y que el suelo se mueva bajo nuestros pies, y aún lo conseguimos. Me encanta George Thorogood y su banda justamente por esa razón.
 
-Cuando mira hacia atrás, a los años sesenta, ¿qué siente?
-¡¡Miedo!! .... No, es broma. Los años sesenta fue una época maravillosa. La música se extendió por todo el planeta, había bandas en todas partes. Fue muy emocionante. Todo el mundo quería tocar en una banda de rock and roll y nosotros, obviamente, no éramos la excepción. Ensayábamos todos los días y vivíamos para tocar. Nos emocionaba tanto que nos contrataran para actuar en una escuela por 100 dólares y comida gratis que no dormíamos la noche anterior. Cada día había algo nuevo que descubrir. Siempre estábamos pendientes de las novedades y las aprendíamos al momento. El fenómeno fan empezaba a despuntar y los grupos rugían por todos lados. En ningún caso pretendo vivir del pasado, pero no creo que el fenómeno de los sesenta, con ese espíritu de renovación y descubrimiento, vuelva a repetirse.

-¿Qué música escucha en estos días?
-Bueno, un montón de cosas diferentes por diferentes razones. Rock, por supuesto, en primer lugar. Green Day me flipan, no vas a encontrar tres tipos que tocan más duro que ellos, y Billie Joe es un genio como letrista. Todavía amo a los Stones, también a The Hives, que son buenos amigos. Hemos ensayado juntos en varias ocasiones, y entienden la música igual que nosotros. Tocan tan fuerte que el suelo tiembla. También destaco a Delbert McClinton por su alucinante maestría musical, y a los australianos Hoodoo Gurus. Giramos con ellos y grabamos una canción que escribieron para nuestro nuevo álbum, que debería salir en octubre. Los Bawdies, de Tokio, también amigos nuestros y muy enérgicos en directo, es un grupo que nos inspira. Más allá del rock me gusta escuchar un montón de cosas diferentes: Cajun, bluegrass, country. Los músicos de country son excelentes letristas y dominan a la perfección las grabaciones en el estudio para darle a la música toda la fuerza y el drama al mismo tiempo.

Por último, gracias por el privilegio de la entrevista. Estamos muy contentos de ir a Getafe por primera vez y con muchas ganas de tocar en el Cultura Inquieta. Garantizo que el que venga a nuestro concierto no se quedará indiferente y vivirá una noche de puro rock and roll al estilo Sonics.

© Cultura Inquieta / Daniel Leguina

 

Plaza de toros de Getafe. Apertura de puertas: 20:00h. Inicio de conciertos: 21:00h. Junto a The Sonics actuarán esa noche Calexico y Depedro.

Entradas: 27 EUR anticipada / 30 EUR en taquilla

La compra de entradas está sujeta a la aceptación de las condiciones generales de venta.

En caso de acudir con menores de edad, rellenar este formulario

 

2 

 3

Cultura Inquieta logo