Ha muerto Eduardo Arroyo, pintor fundamental del siglo XX y artista total

Desde hacía algunos años vivió con una doliente obsesión: "¿Cuál será mi último cuadro?". Eduardo Arroyo lo repetía en algunas conversaciones a dos, mientras pintaba, esculpía, escribía compulsivamente y exponía por todas partes en una angustiosa —y terapéutica— huida hacia adelante.

Finalmente, Eduardo Arroyo falleció este domingo en su casa de Madrid, a los 81 años, tras una gran batalla con una larga enfermedad.

Eduardo Arroyo retratoRetrato de Eduardo Arroyo

 

Eduardo Arroyo fue siempre un artista total. Jamás decía que no a una propuesta que lo embaucase: ya fuese como creador plástico, escritor o escenógrafo. Como polemista, agitador, emprendedor y avivador de vocaciones ajenas en el arte, la literatura, la música, el periodismo, etc.

Nació en plena guerra (Madrid, 1937). Pero lejos de caer preso de la doctrina nacional católica, sus padres lo metieron al Liceo Francés. Allí se aficionó a Balzac, a Voltaire, a Delacroix, a Rimbaud, a Baudelaire y a más remedios contra el oscurantismo al tiempo que ensayaba canastas como jugador del Real Madrid de baloncesto

Eduardo Arroyo tras de finalizar sus estudios en la Escuela de Periodismo en 1957, entendió que su única alternativa era el exilio voluntario, y se instaló en París, donde frecuentó asiduamente la comunidad de exiliados españoles e inició su formación como pintor.  En París también alentó el Mayo del 68 con sus carteles propios; También recaló en Roma, dos ciudades que se alternaron siempre en su imaginario creativo.

El año 1960 participó en el Salón de la Joven Pintura en el Museo de Arte Moderno de París con el cuadro La Corrida de Papillón y al año siguiente expuso por primera vez su obra en la Galería Claude Levin de París.
Conectó con los círculos intelectuales y artísticos de vanguardia. Sus obras sobre los retratos de dictadores entre los que se encontraban Franco, Hitler, Mussolini y Salazar, presentadas en la Bienal de Venecia de 1963, provocaron una protesta oficial de la diplomacia española.

 

eduardo arroyo obrasNaturaleza Viva, Fausto con sombrero. Eduardo Arroyo, 1976

 

Eduardo Arroyo pintor iconoclasta 'Arthur Quiller Couch dit Q. What odds?', por Eduardo Arroyo

 

A mediados de los años sesenta comenzó a colaborar con los pintores Gilles Aillaud y Antonio Recalcati en las representación de una misma temática dando una visión violenta de la Historia de España.

En 1973, todavía bajo la dictadura de Franco, fue expulsado de España. Su pintura tiene una gran inspiración literaria y se le llama figuración narrativa. Además adopta influencias del estilo dadaísta, del superrealismo o del pop.

Eduardo Arroyo decía siempre ser un pintor europeo, mientras recuerdaba que en sus primeros años de exilio ni él ni sus amigos salían de Montparnasse: "París era una fiesta, pero Montparnasse lo era todavía más. Lo mejor de todo era tener 20 años en París".
Recuerdaba a los maestros que le revelaron quién era en un momento epifánico, cuando ni él mismo lo sabía: "Uno murió tuberculoso, con un frío que pelaba, pintando. Era de una tristeza extraordinaria. Era Carlos Pascual de Lara (1922-1958). El otro estuvo expedientado y salió de la cárcel siete años después. Entonces también murió." Cuando Arroyo pintaba, ellos le susurraban al oído en las aulas del Liceo Francés de Madrid aquel "Tú vales para esto".

 

caballero espanol arroyoEl caballero español. Eduardo Arroyo, 1970

 

cuadro de eduardo arroyoViva. Litografía de la serie El deshollinador. Eduardo Arroyo

 

Eduardo Arroyo pintor iconoclasta 2'Double portrait de Bocanegra ou le jeu des 7 erreurs. Eduardo Arroyo, 1964

 

Eduardo Arroyo pintor iconoclasta 3'La vie à l?envers. Elephant. Hommage à Alvar Aalto. Eduardo Arroyo, 2016

 

Eduardo Arroyo pintor iconoclasta 7

Eduardo Arroyo pintor iconoclasta La Mazmorra Por Eduardo Arroyo

 

Eduardo Arroyo pintor iconoclasta Radio Londres Guernica. Por Eduardo Arroyo y Equipo Crónica. 1971

 

Rashomon. Eduardo Arroyo 2000Rashomon. Eduardo Arroyo, 2000

 

via Jesús Ruiz Mantilla, de El País | Flecha

 

Cultura Inquieta logo