El pintor Marcos Beccari plasma en sus acuarelas el placer de estar en el agua

Cuando llega el verano, la comunión que tenemos con la naturaleza se convierte en un acto íntimo que implica el contacto de nuestra piel con las texturas que conforman los mares, los ríos, la arena, las rocas o el musgo.

Jamás tenemos una conversación tan profunda con la Tierra como en la época estival, y entre todos los placeres que nos regala el planeta en los días calurosos, el mejor es, sin duda, disfrutar de una inmersión en el agua lleno de paz, tranquilidad y sanamiento.

 

marcos beccari acuarela verano onírico 1

 

Sentir que en brazos del agua no nos puede pasar nada malo o usar sus movimientos y sus caracias para olvidar todo aquello que nos desconecta de lo que de verdad importa, es algo que plasma con total belleza el pintor Marcos Beccari.

Sus exquisitas acuarelas están plagadas de mujeres bañistas que desdibujan los límites de sus cuerpos bajo las superficies de aguas cristalinas y los brillos del sol que dan forma a las escamas de las superficies.

 

marcos beccari acuarela verano onírico 2

marcos beccari acuarela verano onírico 3

marcos beccari acuarela verano onírico 4

 

Así, Beccari usa las acuarelas para hacer realidad el medio translúcido en imágenes tranquilas de chicas bañándose en aguas ondulantes. No solo captura el movimiento de las olas, sino también la fascinante forma en que el agua refracta la imagen de las personas sumergidas. Sus pinturas se sienten, frescas y cálidas al mismo tiempo.

Con sede en Brasil, Beccari trabaja de día como profesor adjunto en la Universidad Federal de Paraná y, en su tiempo libre, combina su amor por el océano y el arte en acuarelas. Aunque las nadadoras son a menudo el foco de las pinturas de Beccari, sus rostros rara vez están a la vista.

 

marcos beccari acuarela verano onírico 5

marcos beccari acuarela verano onírico 6

marcos beccari acuarela verano onírico 7

marcos beccari acuarela verano onírico 8

 

En cambio, el artista prefiere mantenerlas en el anonimato, distorsionando frecuentemente sus rasgos con agua en movimiento o ubicándolas de espaldas al espectador. Esto le da a las obras de Beccari un sentido de nostalgia romántica y le da al público la oportunidad de completar la narrativa creada en la pintura.

Antes de cada nueva pieza, Beccari reúne una variedad de referencias fotográficas para ayudarlo a capturar la luz y encontrar la paleta de colores adecuada.

“Las imágenes que más me inspiran son las de las películas, que suelen darme ideas para dibujar y motivar el proceso de pintura”, explica. “Últimamente me he centrado en el cuerpo sumergido en el agua, simplemente porque es una situación preciosa”.

Soñad con un verano de por sí onírico y con todas las bocanadas de oxígeno para el cuerpo y el alma que nos propician las piezas de Marcos Beccari.

 

marcos beccari acuarela verano onírico 9

marcos beccari acuarela verano onírico 10

marcos beccari acuarela verano onírico 11

marcos beccari acuarela verano onírico 12

marcos beccari acuarela verano onírico 13

 

Por