Pintando con fuego, quemar no siempre es destruir

Durante más de una década, Steven Spazuk ha desarrollado y perfeccionado una técnica única, en la que utiliza la llama de una vela o de una antorcha como instrumentos  que le permiten crear bellas pinturas con las marcas de quemaduras que provocan. Utiliza diversas herramientas para dar forma a dichas marcas, que componen las imágnes de sus obras.

La espontaneidad y el azar, son el corazón y el alma de su proceso creativo. No se autocensura ni sigue una dirección determinada. Spazuk se abre totalmente a la experiencia. Es la fusión de este proceso creativo tan inmediato, con la fluidez del fuego, la que le ayuda a generar un gran torrente de imágenes, sombras y luz.

Su fascinación por el cuerpo humano es completa. Los cuerpos en perpetuo cambio, son el lenguaje con el que expresa su visión de la condición humana, son emociones, opiniones e historias nacidas de su desinhibida psiqué. Sus complejos trabajos pretenden expresar el hecho de que cada uno de nosotros somos parte constitutiva de la comunidad humana.

 

Cultura Inquieta logo