Misterpiro, explosión de vida del lienzo al muro

Con un estilo reconocible a golpe de vista, el artista plástico español  Misterpiro ha sido capaz de "sustantivar" cada una de sus obras gracias a un estilo único y muy personal. 

 

Esther boyarizo2

Misterpiro en su taller. Foto de Esther Boyerizo

 

Misterpiro es un artista visual y urbano que abrió los ojos por primera vez al mundo en la bonita Plasencia. Licenciado en diseño, el artista extremeño ha viajado por medio mundo gracias a sus obras. Sus orígenes se dieron en la calle, con el grafiti, y más tarde continuó con la acuarela, el acrílico y las técnicas al agua en su estudio.

 

El artista, confesó en una entrevista que viviría en un atardecer eterno, por lo que lleva tatuado en su piel una puesta de sol, el mismo que ilumina cada uno de sus trazos. 

 

 

New Allen St nueva york

New Allen St, NuevaYork. Mural de Misterpiro

 

 

En la actualidad, ha conseguido aunar estas dos técnicas tan contrarias en un estilo único, lleno de expresión y color, que van desde el rojo más cálido hasta el turquesa más eléctrico. Con su distintiva delicadeza lleva la acuarela a la calle, que representa para Misterpiro un nuevo soporte, el mural, que poco tiene que ver con los trabajos sobre papel o el lienzo de sus obras de taller.

 

 

“En la calle pasan muchas cosas. Para mí el arte urbano continúa siendo todo un reto; llevar una obra controlada y meditada en mi taller para después pasarla a gran formato en las calles y los diferentes tipos de espacios es toda una aventura”. 

 

Almost Finished, Misterpiro

"Almost Finished", obra de Misterpiro

 

 

Su técnica se basa en la improvisación, donde la agresividad del espray y la fineza de la acuarela se entremezclan sobre todo tipo de soportes. La fluidez del agua y la volatilidad atmosférica llenan de expresión y luz sus obras, creando así un universo pictórico propio que oscila entre lo figurativo y la abstracción completa.

Además de selector musical y dj como afición, su obra y él siempre han tenido una fuerte vinculación con la música en todos los aspectos, desde diseños de covers para diferentes artistas a colaboraciones y diseño de arte en festivales. La música siempre ha sido fuente de inspiración para sus proyectos, sus gustos pasan por el afrobeat, el funk y el disco de todas partes del mundo; desde Brasil hasta Nigeria, pasando por Francia, India o Italia. Ritmos que se mezclan con el house más clásico de Detroit, con la electrónica y el acid contemporáneo.

Esta edición limitada de 100 parejas de deslizadores + print nace de su pasión por el mundo del vinilo, con la intención de llevar una parte de su arte a hogares y estudios de dj’s, productores o amantes de la música de cualquier rincón del mundo, dando color en estos tiempos tan difíciles.

 

 

M TuEWuw, Misterpiro

Deslizador de vinilo de Misterpiro

 

 

La galería que da cobijo a su obra y a algunos de estos sueños artísticos, es Ink and Movement, un proyecto de arte que ha promovido artistas urbanos contemporáneos durante más de 10 años y cuyo objetivo es difundir el arte contemporáneo y llevarlo al público.

La galería ha puesto recientemente en marcha una modesta iniciativa, #colouringtheworld, con la que tratan de trasmitir un mensaje de ánimo a través del arte y la cultura, y al mismo tiempo poner su granito de arena en la situación actual. En ese sentido estamos poniendo en práctica diversas acciones . En varias de ellas se sumaman además a la campaña #cruzrojaresponde, de una manera práctica e informativa.

 

 

hiTUl6Hw, Misterpiro

 Pack de deeslizadores de vinilos de Misterpiro

 

 

Hemos tenido la oportunidad de charlar con Misterpiro sobre cómo está viviendo estos días inciertos y sobre más 

 

C. I. ¿Cómo está llevando Misterpiro estos días extraños?

MP. Sorprendentemente bien, con todo esto me he dado cuenta que llevaba una vida muy estresante con millones de cosas que hacer todos los días y estaba siempre con la cabeza funcionando. Los primeros días cuando aún podía ir al estudio me sentía muy relajado, con la sensación de que el mundo estaba en pausa y podía emplear mi tiempo en cosas que siempre quería hacer, pero para las que no encontraba el momento. Como investigar en técnicas nuevas, leer e indagar en la obra de otros artistas, escribir o hacer más bocetos de lo normal. Estoy mal acostumbrado a trabajar con prisa, como si la sociedad me sobrepasara, y ahora parece que puedo estar más conmigo mismo, trabajando por y para mí. 

C.I. ¿De qué manera te refugias en tus universos de vida y de color?

MP. Aunque no me cuesta relacionarme, me considero una persona a la que le cuesta bastante expresar lo que piensa o lo que siente, tampoco digo que en mis obras esté representado todo eso, pero paradójicamente es la manera que tengo de refugiarme y liberarme al mismo tiempo, me resulta bastante medicinal.
Si pudieras tener un don por un día, ¿cuál elegirías para mejorar un poco el mundo que te ha tocado vivir?
Creo que ahora mismo es fácil y lógico saber qué le haría feliz a todo el mundo. Aún no sabemos cómo vamos a recuperar la normalidad después de esta situación que nos ha tocado vivir, pero bueno, soy de los que piensa en positivo y ve el lado bueno de este reseteo mundial. No digo que no sea una auténtica catástrofe sanitaria y económica, pero creo que el día de mañana, cuando nos liberen, conoceremos una sociedad más amable y agradecida, más unida quizás y, lo mas importante, con ganas de hacer muchísimas cosas. 

C.I. ¿Cuándo empezaste a ver la vida a todo color?

MP. Aunque siempre me recuerdo pintando, el punto de partida lo sitúo cuando empecé a pintar graffiti, con 11 años de edad, todas las piezas que hacíamos giraban en torno a combinar los colores del fondo con los de las letras, los 3D, etc. Con los años cambié de forma y de registro, también de técnica y de soportes, pero jamás me deshice de aquellos colores, creo que me acompañarán toda la vida por mucho que evolucione. 

C.I. ¿Qué te sigue emocionando como el primer día?

M.P. Varias cosas, como por ejemplo cuando he acabado un proyecto muy largo o difícil de producir y ha salido como quería, o mejor incluso, esa sensación es increíble. También los mensajes de gente anónima en redes, a los que siempre intento contestar. Recuerdo algún mensaje de personas que me han mandado fotos de piezas pequeñas o prints que han adquirido, y me cuentan que les ha picado el gusanillo de empezar a coleccionar arte, eso es muy emocionante también.

C.I. ¿Qué será lo primero que hagas cuando volvamos a la 'normalidad'?

M.P. Me muero de ganas de pintar al aire libre, un mural, cuanto más grande mejor y, para qué engañarnos, de una buena “celebración” con la gente a la que quiero, en la naturaleza por supuesto. Creo que a todo el mundo le vendría muy bien juntarse con sus seres queridos, además será ya temporada de “poolparty” cuando salgamos de aquí.

C.I. ¿Qué nos puedes adelantar sobre próximos proyectos?

M.P. Ahora mismo todo es muy incierto. Aunque con esta crisis la mayor parte del trabajo se ha caído o paralizado, por suerte sí tengo varios proyectos que me mantienen despierto y con ganas. Proyectos personales que, mirando el lado bueno, no tengo ninguna prisa por terminar, así que este tiempo esta siendo perfecto para acabar de darles forma y perfeccionarlos. 

En teoría (si todo va bien) para Noviembre y junto a La Causa Galería, con motivo de su tercer aniversario, estamos preparando un solo show donde voy a aunar mi pintura con la música electrónica. Creando una serie de piezas inspiradas en temas que diferentes productores van a componer, con el fin de crear una experiencia sensorial completa para el espectador. La curatoría y selección de productores la estoy haciendo junto al sello United Color Of Rhythm con el objetivo de, además de subir el álbum a plataformas digitales, sacar la edición especial en vinilo.

 

Muchas gracias Misterpiro por arrojar color a estos días grises.

 

Misterpiro: Web

Ink and Movement: Web

 

 

Cultura Inquieta logo