‘Nutrir la estima’, la obra coral de arte urbano e inclusiva nacida en un pueblo de Aragón

NUTRIR LA ESTIMA es una obra artística, de carácter efímero creada con un propósito, social, ecológico y emocional.

Esta es la imagen que Gerada ha escogido: un par de manos (una pequeña mano infantil y una mano adulta) que se unen .

 

nutrir la estima arte urbano
Fotos: © Gerada

Las premisas de NUTRIR LA ESTIMA son: el respeto por el entorno rural donde se lleva a cabo la obra y ser reflejo de una realidad que se manifiesta a nivel local en el horno de la Fundación Crisálida – un emprendimiento de integración laboral de nueve personas con discapacidad intelectual que conviven y trabajan haciendo pan, cocas, magdalenas, bollería, panettones y galletas que se distribuyen en la zona y alrededores. 

 

nutrir la estima arte urbano.jpg portada
Fotos: © Gerada

Fundación Crisálida, convoca a Jorge Rodríguez-Gerada – artista conocido por sus murales y por grandes intervenciones realizadas en el espacio público - que junto a Iris, Aleix, Martí, Cristina, Álex, David, Jacinto, Carina, Caroline, Jennifer, Esmeralda, Ana, Milla, Alén y muchos habitantes de la zona, crean este trabajo que irá cambiando a través de seis meses y tres intervenciones.

La metamorfosis de la obra será grabada en video y fotografiada para realizar un seguimiento documental de todo el trabajo. Este proceso estará a cargo de la artista Ana Álvarez-Errecalde.

nutrir la estima arte urbano.jpg1
Fotos: © Gerada

NUTRIR LA ESTIMA es una obra de arte que plasma algunos de los objetivos básicos de Fundación Crisálida. Nutrir la estima busca revertir la falta de amor, la falta de reconocimiento, la desvalorización que suele ser común a la experiencia de exclusión social, discapacidad intelectual, y situaciones de abandono.

Nutrir la estima repercute en lo personal, pero se refleja también a nivel comunitario: nutrimos la estima cuando creamos lazos que nos unen a los demás, cuando nos sentimos parte de una familia, cuando nos sabemos útiles, y sabemos que nuestro aporte impacta en el bienestar de la comunidad. 

nutrir la estima arte urbano.jpg3
Fotos: © Gerada

La transparencia, como otro de los objetivos y valores de Fundación Crisálida, se ve reflejada en una obra en la que cualquiera puede sumarse y a la que cualquiera puede observar. No es un trabajo nacido desde el estudio privado de un artista, no tiene que ver con lo íntimo sino con aquello que se crea en conjunto, gracias al esfuerzo de todos y todas.

Finalmente, en NUTRIR LA ESTIMA vuelve a ser el Arte -otro componente clave para Fundación Crisálida- lo que ofrece la oportunidad de diálogo, inspiración y encuentro para concretar un mundo donde hay cabida para todo y donde todas las personas podemos contribuir aportando nuestros variados talentos.

nutrir la estima proyecto arte aragonjpg
Fotos: © Gerada

Sobre el terreno se representarán un par de manos (una pequeña mano infantil y una mano adulta) que se unen. Las manos son herramientas, que facilitan y sustentan la vida. Son símbolo del poder creador, del equilibrio entre el dar y el tomar, y del potencial de todo aquello que podemos manifestar a través de la acción y del trabajo.

Con sus manos, los miembros de Fundación Crisálida producen pan diariamente para su pueblo y pueblos cercanos.El pan trasciende culturas y geografías para unificar, en su sencillez, un principio básico de manutención física y emocional.

nutrir la estima proyecto arte aragonjpg1
Fotos: © Gerada

Crear una obra de arte en el campo, como homenaje al trabajo diario de personas pertenecientes a un colectivo minoritario– cuando tanto el trabajo, como el campo están desvalorizados y los colectivos minoritarios no suelen formar parte del ámbito artístico- es elevar una plegaria de esperanza y es realizar un acto que, por medio de lo performativo, del valor simbólico del acto de creación, intenta poner las cosas en su sitio.  

nutrir la estima proyecto arte aragonjpg3
Fotos: © Gerada
nutrir la estima proyecto arte aragonjpg4
Fotos: © Gerada

Nutrir la estima

 Gerada Art: Web

Por 

Cultura Inquieta logo