Indultado un grafiti de David Bowie realizado en 2019 en Valencia

El grafiti de David Bowie, realizado por el artista Jesús Arrúe, será trasladado a un espacio cultural como es el Centro Cultural de El Carmen (CCC), tras recordar que él personalmente ha estado mediando entre el artista y el Ayuntamiento de Valencia para salvar la obra del derribo.

Jesús Arrúe, con este grafiti quiso homenajear al movimiento cultural en los años 80 del barrio del Carmen y tras una larga gestión finalmente se consiguió acordar con el director del Centre Cultural del Carme de Valencia, José Luis Pérez Pontse su traslado para ser expuesto durante un año.

 

j04d2005.jpg
Manuel Bruque.

La obra la pintó Arrúe en una vieja pared junto al local donde tenía su estudio, su traslado ha sido complicado pues se ha tenido que reforzar la pared con unos tejidos especiales para que al cortar con la radial no se produjeran desperfectos, ubicándolo sobre unos resistentes pies metálicos.

El artista ha comentado que «Ejecutó la obra en dos días y, la verdad, es que alcanzó una gran repercusión, llegando a ser muy visitado y fotografiado por turistas de todo el mundo».

 

b9ea4432 67c6 4691 8d13 9c14497ce064 media libre aspect ratio default 0

 

Nada más conocer que el mural corría peligro de desaparecer por las obras de reforma del edificio sobre el que estaba pintado el mural, el portavoz de la formación volcó su apoyo al artista presentando un ruego en el pleno del Ayuntamiento del pasado mes de septiembre, así como otras iniciativas directamente ante la concejala de Cultura, Gloria Tello, y ante el mismo alcalde, Joan Ribó, y solicitando que el Ayuntamiento corriera con los gastos de los trabajos de desmontaje y traslado de la obra.

A este respecto, Giner ha lamentado que no haya habido una mayor diligencia por parte del consistorio valenciano, señalando que “ha costado muchísimo esfuerzo y muchísimo tiempo, incluso con momentos de desesperación porque se acercaba el inicio de las obras de reforma y no llegaba una salida apropiada”.

 

bowie 777x437

 

Unos meses después se mudó a otro estudio y le avisaron de que habían instalado un andamio donde estaba el grafiti. 

La gente se volcó para intentar salvarlo; «Compartí en redes sociales que el grafiti se iba a destruir porque iban a edificar una obra nueva, y es en ese punto cuando comienza toda esta historia de salvar el mural».

Para este artista el reconocimiento de esta obra de arte urbano «efímero» es una forma de «sentar un precedente» para que otras obras de artistas grafiteros sean consideradas como «buen arte«: «Hay muy buenos grafiteros que hacen verdaderas obras de arte en la calle«.

 

Por