Gigantescas obras de arte vivas, crecen en los arrozales de Japón

Gigantescas obras de arte vivas, crecen en los arrozales de Japón

El arte Tanbo es una creación japonesa en la que los agricultores plantan diferentes tipos y colores de arroz y 'hacen crecer' una imagen gigante en los arrozales.

Todo empezó en 1993, cuando el pueblo de Inakadate, a unos 600 kilómetros al norte de Tokio, buscaba crear un proyecto para revitalizar la economía local. Necesitaban una forma de atraer turistas y nació el arte japonés de los campos de arroz.

Cada mes de abril, los habitantes del pueblo se reúnen y deciden qué sembrar ese año. Antes de la siembra, los agricultores esbozan los diseños usando ordenadores para decidir dónde y cómo plantar el arroz. En 2007, más de 700 personas ayudaron a plantar el diseño. En Inakadate, los campos utilizados para ello cubren una superficie de aproximadamente 15.000 metros cuadrados (3.7 acres). El mejor momento para ver las obras de arte de los campos de arroz es en septiembre.

Cultura Inquieta logo