viajar

Una estación de tren japonesa, construida alrededor de un árbol de 700 años de antigüedad

Es satisfactorio ver como, a veces, el hombre es capaz de convivir en armonía con la naturaleza, que no necesita arrasar hectáreas de árboles o deforestar bosques para enriquecer sus paisajes urbanos; sigue existiendo el respeto, en pequeñas dosis, por todos esos seres vivos que están aquí antes que nosotros y que seguirán, si les dejamos. 

Cultura Inquieta logo