Pantalla Inquieta. Trailers y el glorioso arte de vender humo

  • Cine

Supongo que todos conocemos el cuento de “El traje nuevo del emperador”, es una de las historias más antiguas sobre el glorioso arte de vender humo. A muchos nos viene a la cabeza cada vez que vemos el trailer de una película.

Gracias a Luis Alonso

 

 SUNSHINE culturainquieta

Hay un gran número de fans de los avances que hacen las productoras para vender un film, algunos son auténticas obras de arte, pero también debemos ser conscientes de que estas pequeñas piezas publicitarias cuentan con muchos detractores por unos sencillos motivos, hay trailers que nos cuentan la película entera, incluso dan pistas sobre giros que evitan toda sorpresa, un caso reciente ha sido el de “La chica del tren”; en el caso de las comedias suelen incluir los gags más graciosos y en el caso de los títulos de terror suelen dejar pocos sustos para el posterior visionado.

Sabemos de la psicología que se emplea en una campaña de marketing, por eso la manera de publicitar en la industria del celuloide están en constante evolución y son muchas las artimañas que se usan, actualmente, para llevar al espectador a la sala.

Al margen del clásico teaser que contiene las mejores escenas, los mejores diálogos y la música subiendo en el momento justo, poniendo toda la carne de gallina y en el asador, hay gente como J. J. Abrams experta en crear expectación sobre sus cintas, meses antes de mostrar el trailer y lo demostró con las campañas virales que de “Super 8” o “Cloverfield” hizo en la red.

¿Quién no recuerda el fenómeno que se generó alrededor de la publicidad de “The Blair Witch Project”? Se dudó hasta de la veracidad de este falso documental. El hype puede irse a veces de madre, como ha ocurrido con la promoción de la séptima temporada de “Game of Thrones”, en la que uno de los pósters oficiales introduce, sin anestesia, un spoiler que trae de cabeza a toda la comunidad de fans del universo de R. R Martin.

Pero el fenómeno de marketing más extremo que se da a la hora de promocionar una película es venderla como algo que no es. “Engañar” al espectador sobre lo que va a ir a ver puede jugar a favor o en contra del resultado en la taquilla, ya que “el boca a boca” es lo más poderoso que hay.

Conviene reflexionar sobre cómo vender lo que puede materializarse en gratas sorpresas, terribles decepciones o confusiones para el público, y no hablamos de contar, por ejemplo, si la cinta dará un una vuelta hacia el drama, hablamos de dar al trailer el tono correcto de lo que finalmente vamos a ver.

UN MONSTRUO VIENE A VERME (Juan Antonio Bayona, 2016)

Recientemente hemos comprobado como una gran cantidad de espectadores abarrotaban las salas para ver la última de Bayona, muchos de los cuales eran padres llevando a sus retoños a ver un cuento de fantasía que en realidad es un drama en toda regla que dejaba a las criaturas y a sus progenitores sin aliento y sin pañuelos para una larga temporada. Es curioso como Bayona juega al despiste con los géneros en sus promociones, también lo hizo en su aclamado debut, “El Orfanato” (2007).

verme culturainquieta 

LAS VENTAJAS DE SER UN MARGINADO (Stephen Chbosky, 2012)

No es otra estúpida película americana ambientada en un instituto de secundaria con estudiantes descerebrados que sólo piensan en follar y beber cerveza en alguna fiesta de hermandad universitaria. Ni mucho menos, no nos confundan.

marginado culturainquieta


NEVER LET ME GO (Mark Romanek, 2010)

En este caso, el tráiler nos invitaba a ver un triángulo amoroso en clave de drama, lo que jugó a su favor porque no se desvelaba la trama que había detrás, pero también en contra porque mucho público fanático de la ciencia ficción o las distopías no iba a verla, y merece la pena, mucho; unas breves pinceladas sutiles habrían bastado para mostrar todos los palos que la película jugaba.

 

500 DÍAS JUNTOS (Marc Webb, 2009)

La tendencia a edulcorar la publicidad de un film basándose en el supuesto deseo que todos tenemos de ir al cine a ver historias con happy end, hicieron que el tráiler de “500 días juntos” pareciera una comedia romántica de Jennifer Aniston en vez de la amarga reflexión sobre las relaciones que es, muy hipster sí, pero amarga. Un caso similar es el “Ruby Sparks” (Jonathan Dayton, 2012).


 

DONDE VIVEN LOS MONSTRUOS (Spike Jonze, 2009)

Aquí entramos en terreno pantanoso. Las películas con envoltorio infantil pero de significado profundo, como ésta basada en la aclamada novela de Maurice Sendak y de la que dudamos que un niño sacara todo su jugo. Hay algunas hasta más oscuras de la cuenta como “Los mundos de Coraline” (Henry Selick, 2009) o la filmografía de Hayao Miyazaki.

dondeviven culturainquieta

 

PEQUEÑA MISS SUNSHINE (Jonathan Dayton, 2006)

Vendida como una road movie/comedia familiar que obviaba la acidez y el humor negro de esta maravilla indie hizo que varias familias abandonaran la sala ante las delicias que soltaban por la boca el abuelo adicto a la heroína y el tío homosexual con tendencias suicidas de la inolvidable protagonista.

miss culturainquieta

 

EL LABERINTO DEL FAUNO (Guillermo del Toro, 2006)

A juzgar por el marketing de la mejor película de Guillermo del Toro hasta la fecha, ¿pensabais que veríais una del rollo de “La Historia Interminable” o una sobre La Guerra Civil española?. En el trailer, las fronteras entre géneros están tan difusas como la realidad y la fantasía en la película.

 fauno culturainquieta

 

EL BOSQUE (M. Night Shyamalan, 2004)

Precedido por sus éxitos “El Sexto Sentido” y “Señales” la industria decidió vender la cinta más incomprendida de Shyamalan como otra del maestro del terror y mucha gente se sintió decepcionada cuando más que darle sustos les dieron que pensar.

 

LOST IN TRANSLATION (Sofía Coppola, 2003)

Las mentes del marketing engañoso pensarían “¡Hostias! una de Bill Murray, vamos a hacer un trailer divertido, sarcástico, mordaz, que invite a venir a Tokyo a vivir un romance de película, con karaokes y clubs nocturnos”. ¿No es “Lost in Translation una de las películas que más desazón nos ha producido?.

 

MI CHICA (Howard Zieff, 1991)

¿Cine para ver en familia?. Toda una generación sigue llorando y teniendo fobia a las abejas.

mygirl culturainquieta

Gracias a Luis Alonso

 

Cultura Inquieta logo