Muere el gran cineasta e ideólogo José Luis Cuerda

  • Cine

Hay muertes que a uno le saben a comida casera, por cercanas siendo lejanas, por familiares siendo ajenas. Hay muertes que te asaltan los pulmones (sin anestesia) porque sabes, que en el fondo, algo tuyo, por muy pequeño que sea, se acaba de ir con ellas. 

  

joseluiscuerda1 

 

El cineasta José Luis Cuerda, director, productor y guionista de cine, ha fallecido a los 72 años en su casa de Madrid, según han confirmado fuentes familiares y de la Academia del Cine.

El director de Amanece que no es poco (1989), película de culto que ha pasado a la historia del cine español, rodó su última cinta, continuación de esta y titulada Tiempo después, en el año 2018.

Cuerda, natural de Albacete, dirigió también La lengua de las mariposas, Los girasoles ciegos y la trilogía denominada del "surruralismo", compuesta por Total, Amanece que no es poco, Así en el cielo como en la tierra y Tiempo después, estrenada en el 2018 y que se proyectó en el Festival de San Sebastián.

  

Jose Luis Cuerda Festival de cine de San Sebastian CineFotograma de Amanece que no es poco

 

Alguien es grande, entre millones de cosas, cuando pone a su tierra en el mapa. Si esa tierra es roja y huele a vino y a membrillo, hablamos de la Mancha. Mucho arte ha salido de Castilla la Nueva a lo largo de la historia, pero si pensamos en alguien que nos ha acercado a las raíces con un gracejo despampanante, nos vamos directos a la barba blanca de José Luís Cuerda, el precurosor de una manera de hacer cine, el pionero de una forma de generar agujetas en el alma y en la barriga. 

José Luis Cuerda, director y guionista de esta historia para mentes abiertas, le debemos nuestra receptividad al surrealismo desde temprana edad. Fueron la asombrosa 'Total' (un mediometraje hecho para la televisión) y la onírica y cuasi-siniestra 'El bosque animado' (adaptación de la novela de Wenceslao Fernández Flórez), el precocinado de lo que luego se convertiría en la obra que nos ocupa.

 

bosque animadoFotograma de El bosque animado

 

Le consideraremos siempre un estupendo ingeniero de las cámaras y poseedor de una sensibilidad como reflejo involuntario de su campechanismo, pero lo único que sentimos es que nunca haya querido volver a abrazar su capacidad para el absurdo. 

"He vivido tan de cerca los años duros... Fui belicoso en circunstancias guerreras en el franquismo, y no quiero abaratar esos acontecimientos. Que se dé el valor que merecen aquellos momentos. Tuvimos que jugárnosla. Es triste, pero me temo que la España de hoy irá a peor", aseguraba en 2018 en una entrevista con el diario El País tras el estreno en 2018 de su última película, Tiempo después.
 
Que la tierra te sea leve, y vueles tan alto como tu magia para hacernos soñar. 
 
 

 

 
 

Cultura Inquieta logo