Así se rodó el increíble plano secuencia de "1917" de Sam Mendes

  • Cine

"1917" es la película bélica con la que Sam Mendes partía como favorito en la pasada edición de los Premios Oscar; a pesar de que la brillante "Parasite" de Bong Joon-hoo ha arrasado en las principales categorías, la odisea de Mendes ha sido reconocida por su intachable labor técnica.

 

Asi se rodo el plano secuencia de 1917 que le ha valido el Oscar a los mejores efectos visuales 1

 

Gran parte del mérito que la cinta tiene, es que está rodada en "único" y glorioso plano secuencia que funciona como un videojuego sobre los horrores de la guerra que nos roba el corazón a base de una fotografía, unos efectos visuales y una gama de colores ocres propia de lo crepuscular, de lo que está más muerto que vivo.

Este "falso" plano secuencia que cuenta el viaje interno y externo de dos soldados que deben ir de un frente a otro para desarmar una estrategia del contrincante invadiendo terreno enemigo, se ha visto recompensado con 3 Oscars a mejor efectos visuales, mejor fotografía y mejor sonido.

Brillantemente rodado por el genial pulso de Sam Mendes ("American Beauty", "Camino a la perdición"), la acción contínua a la que nos vemos sometidos los espectadores, nos hace ser partícipes de ese conflicto descarnado y cruel que fue La Primera Guerra Mundial y que se nos presenta como si lo viviéramos en primera persona.

 

Asi se rodo el plano secuencia de 1917 que le ha valido el Oscar a los mejores efectos visuales 2

 

El despliegue técnico llevado a cabo para crear la ilusión de que lo que experimentamos ocurre sin que nos dé tiempo a recuperar el aliento en las dos horas de metraje, es en realidad una gran cantidad de planos y cortes de cámara que, con un impecable trabajo de montaje y racord pudieron unirse para formar esa obra maestra que es "1917".

 

 

Sam Mendes declaró que en el rodaje hay más de 60 escenas distintas y que la más larga dura unos siete minutos sólo; con fondos oscuros, objetos de por medio y movimientos rápidos, se ha conseguido juntar todas las escenas para que luzcan como una sola.

Cuidar los detalles de luz o que las condiciones climatológicas fueran similares necesitaron menos de los retoques digitales, pero mezclar en una escena cosas que ocurrían en ubicaciones diferentes si llevó labores titánicas con los efectos visuales y que debían desarrollarse antes de la post producción por la homogeneidad que el conjunto requería.

Para ello, cada escena y cada fotograma debía estar planeado al detalle antes de proceder a su grabación.

 

Asi se rodo el plano secuencia de 1917 que le ha valido el Oscar a los mejores efectos visuales 3

 

Maquetas, extras, arreglos digitales y una obsesión por el detalle llevada al extremo, es lo que hacen de "1917" una experiencia cinematográfica única que hiela el alma por enfrentarnos antes el horror que supone una guerra y por hacérnosla totalmente real.

 

 

h/t: Xataka

Cultura Inquieta logo