estimuante

Las asombrosas filigranas de papel de Sena Runa

Hace tres años que la artista turca Sena Runa decidió buscar un escape a su monotonía y a su trabajo habitual para intentar salir, de este modo, de su zona de confort. Descubrió entonces que tenía un don especial para trabajar el papel hasta convertirlo en creaciones preciosistas en las que impera el color y el optimismo. Sena recupera así una tradición muy de moda en el Renacimiento y que se extendió hasta el siglo XVIII. Nos gustan muchos estas pequeñas-grandes obras de arte.

7 cosas maravillosas que nos pueden suceder cuando viajamos

Hay algunos viajes que nos cambian la vida. Algunos afirman que se trata simplemente del entusiasmo del momento y están convencidos de que ese efecto pasará muy pronto. Sin embargo, los estudios realizados en el marco de la Psicología arrojan evidencias que sugieren que viajar nos puede cambiar.

Poéticas e inspiradoras fotos de surfistas

El verano, el surf, las olas que rompen y nos golpean la piel como un brusco y dulce despertar vital. La luz del sol al amanecer y al atardecer en la playa es mágica, diferente y hasta hipnótica. Nos han encantado estas fotos que ha reunido el libro sobre surf Odyssey. Imágenes tomadas por apasionados del surf, amantes de la naturaleza y que hacen de esta práctica sobre las olas, su apasionante modo de vida. Esta serie es obra de Gestalten y Andrew Growes.

La fascinante belleza de las geishas retratada por el fotógrafo John Paul

Nos adentramos en el poco accesible y fascinante mundo de las geishas, las musas japonesas que tuvieron su época de esplendor en los siglos XVIII y XIX pero que,hoy en día aún existen, aunque su número ha disminuido. Son un símbolo más de la tradición nipona. El neoyorkino John Paul Foster es el responsable de traernos estos bellos retratos de esta práctica milenaria.

La curiosa historia del beso de Time Square

Con motivo del día mundial de la enfermería que se celebra hoy 12 de mayo, hemos querido hacer nuestro particular guiño a esta pofesión tan loable a través de una de las fotografías más míticas de la historia. El fotógrafo, Alfred Eisenstaedt, originario de Prusia, transmitió al mundo en agosto de 1945 la alegría de un marinero y una enfermera, a través de una imagen que ha quedado inmortalizada. Los protagonistas de la imagen celebraban con un apasionado beso el triunfo definitivo de las tropas estadounidenses sobre las fuerzas japonesas en la Segunda Guerra Mundial. Lo más importante es lo que se esconde detrás de esta foto, ¿por qué besa a una enfermera? En realidad eran dos completos desconocidos que se dejaron llevar por el furor del amor que acababa de vencer a la guerra.